• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • EFE

Estados Unidos emitió ayer una alerta de viaje a Venezuela debido a una situación de violencia “generalizada” en el país, y subrayó que hay estrictas restricciones al movimiento de los funcionarios de su embajada en Caracas debido a la “amenaza criminal” que enfrentan en ese país.

El Departamento de Estado difundió una alerta dirigida a los ciudadanos estadounidenses, que sustituye la emitida el pasado 4 de junio, con el fin de dejar constancia de que se han incluido “enmiendas”, que no se hicieron públicas, “a la política de movimiento del personal estadounidense y sus familias” en Venezuela.

“El Departamento de Estado considera la amenaza criminal al personal del Gobierno de Estados Unidos en Venezuela lo suficientemente seria como para requerir que vivan y trabajen bajo estrictas restricciones de seguridad”, señaló el comunicado.

Todo el personal contratado directamente por el Gobierno de EE.UU. y sus familias en la embajada estadounidense en Caracas están sujetos a una política que “limita, y puede ocasionalmente evitar el acceso” de esos funcionarios “a ciertas áreas de Caracas y el interior del país”, indicó.

Vehículos blindados

Además, deben viajar en vehículos blindados cuando se trasladen desde y hacia el aeropuerto de Caracas y en el interior del país.

Una fuente del Departamento de Estado, que pidió el anonimato, indicó a Efe que la alerta de viaje emitida ayer es una “actualización rutinaria” que la agencia hace cada seis meses en caso de situaciones de seguridad preocupantes en un país.

La fuente se negó a precisar si la seguridad del personal de la embajada norteamericana se ha fortalecido recientemente y aseguró que la emisión de la alerta de viaje no se produce en respuesta a las declaraciones de ningún funcionario venezolano.

La semana pasada, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusó a la legación diplomática estadounidense en Caracas de “actuar de manera peligrosa” y aseguró que su gobierno está “evaluando la situación”.