elnuevodiario.com.ni
  •   Beirut, Líbano  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos 203 civiles han muerto desde julio pasado por el impacto de proyectiles disparados por los rebeldes en zonas bajo el control del régimen sirio en Alepo, en el norte del país, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG, que ha contado las víctimas desde el pasado 1 de julio hasta el 10 de diciembre, destacó que entre los fallecidos hay 42 menores de edad y 25 mujeres.

Además, al menos 700 personas resultaron heridas, de las que el 25 % sufren discapacidades permanentes.

El Observatorio explicó que los ataques fueron llevados a cabo por la insurgente Brigada de los Mártires de Badr, dirigida por Jaled Hayani, que arrojó proyectiles de mortero y cohetes contra áreas residenciales en manos de las autoridades.

Otra de las armas empleadas por ese grupo fueron bombonas de gas, que fueron lanzadas a través de los denominados cañones "Yehanem" (infierno), de fabricación propia.

El grupo proderechos humanos pidió que Hayani sea llevado ante la Corte Penal Internacional, así como todos aquellos que hayan asesinado a civiles en Siria.

Más de 200.000 personas han perdido la vida desde el inicio del conflicto en el territorio sirio en marzo de 2011.