•   Brasilia, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La justicia brasileña aceptó ayer la denuncia fiscal y abrió proceso contra un grupo de implicados en un millonario caso de corrupción que afecta a Petrobras, la mayor empresa del país.

Entre los procesados se encuentra el principal delator del esquema de corrupción, el exdirector de Abastecimiento de la estatal, Paulo Roberto Costa, y el empresario Alberto Youssef, propietario de empresas de fachada que se utilizaron para lavar el dinero de sobornos.

También figuran otras siete personas, involucradas en un “cártel” de compañías que eran beneficiadas con contratos en Petrobras.

Aún falta definir la situación de otras 27 que, en la víspera fueron denunciadas por la fiscalía por corrupción, lavado de dinero y asociación criminal.

De varias empresas

Se trata de ejecutivos de las empresas constructoras OAS, Camargo Correa, UTC, Mendes Junior, Engevix y Galvao Engenharia, que formaron un “club” para rotarse contratos con Petrobras y ganar licitaciones con la complicidad de directivos de la petrolera, la mayor empresa brasileña.

La compañía que ganaba el contrato y recibía el sobrepago, que variaba entre el 1% y el 6% del valor de la obra, desviaba ese exceso a intermediarios que tenían empresas de fachada y que simulaban contratos de servicios y consultorías.

Luego, ese dinero, ya lavado, era entregado a los beneficiarios, también simulado en contratos, explicó la fiscalía.

Según ha dicho Costa en una declaración al Congreso, entre los beneficiarios con esta red criminal se encuentran “decenas de políticos”.

Políticos beneficiados

Basados en filtraciones a la prensa de los testimonios que Costa y Youssef entregaron a la justicia, políticos del gobernante Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) y aliados también se habrían beneficiado.

Estos han rechazado las acusaciones, mientras que la fiscalía aún no ha abordado el tema.

En tanto, el viernes, el diario Valor Económico, aseguró que la presidenta de Petrobras, Graca Foster, fue informada de las irregularidades en contratos en la compañía, según relató una exgerente de la petrolera.