elnuevodiario.com.ni
  •   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una mujer se presentó ante la Policía de Río de Janeiro y declaró que hace dos meses fue atacada a puñaladas por un hombre detenido esta semana y que confesó haber asesinado a 41 personas, informaron medios locales.

La joven de 22 años, identificada como Cintia Ramos, acudió a la Policía después de reconocer en fotografías al hombre que, según dijo, le asestó diversas puñaladas en los hombros, el pecho y el cuello, cuyas marcas aún son visibles en su piel.

Ramos declaró que la agresión ocurrió en octubre pasado, cuando Sailson José das Graças, de 26 años, ingresó en su casa por la noche y la arrastró hasta un terreno baldío en el que la apuñaló.

Das Graças fue detenido el pasado miércoles, después de asesinar a una mujer a cuchilladas en Nova Iguaçu, un municipio vecino a Río de Janeiro.

Mató a niño de 2 años

Para sorpresa de las autoridades, Das Graças confesó que en los últimos nueve años asesinó además a 37 mujeres, tres hombres y un niño de dos años, hijo de una de sus víctimas, al que mató para que no llorara ni alertara a los vecinos.

La Policía detuvo a un hombre y una mujer que vivían con Das Graças, debido a la sospecha de que la pareja le encomendó varios de los asesinatos, aunque el propio delincuente aseguró que muchos de ellos los cometió solamente por el “placer de matar”, según dijo a periodistas tras su captura.

“Observaba a la víctima, estudiando. Esperaba un mes, a veces una semana, dependiendo del lugar. Procuraba saber dónde vivía, cómo era su familia, si pasaba por la calle, miraba la casa, estudiándola. De madrugada, en una brecha de la casa, con facilidad, aprovechaba y entraba”, relató el propio asesino.

Sin embargo, la hipótesis de que al menos algunas muertes fueron encomendadas cobró fuerza con la declaración de Cintia Ramos, quien dijo haber sido criada por el hombre que vivía con Das Graças, que ha sido identificado como José Messias.