•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo en una entrevista grabada y reproducida ayer que un último plan de magnicidio en su contra fue frustrado la semana pasada en Ecuador, en el marco de una cumbre presidencial celebrada en ese país andino.

“Por la reunión de la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) nos llegó una información con nombre, apellido, cuenta bancaria, cuándo le pagaron a un sicario que enviaron de Centroamérica (...) a una operación de sicariato contra mí en Ecuador”, manifestó Maduro.

El jefe de Estado añadió en la entrevista de televisión al parecer grabada anoche y que se difundió en el mismo momento en que pronunciaba ayer un discurso en Cuba, donde asiste a la XII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que inmediatamente se comunicó con su colega de Ecuador, Rafael Correa, quien ordenó el refuerzo de la seguridad.

“Yo llamé al presidente Correa allí mismo; se reforzaron todos los mecanismos, se tomaron las medidas. El hombre (encargado supuestamente de asesinarlo) había entrado en Ecuador un día antes”, añadió.

Maduro no identificó al sicario, pero remarcó que sabe su “nombre, apellido, todo”, que fue contratado por exjefes policiales venezolanos residentes en el exterior.

“Las autoridades ecuatorianas tienen la información”, añadió sin más precisiones y tras tildar el plan magnicida, al parecer ya frustrado, como “una locura, una verdadera locura”.

Confía vivir muchos años

El presidente venezolano, de 53 años, agregó que fusiona su fe religiosa con medidas de protección y que gracias a ello confía en vivir “muchos años” y que como anciano podrá ser testigo “del retoñar de la patria nueva”.

“Yo tengo una protección especial, así lo siento. Yo me encomiendo a Dios todos los días, a toda hora y siempre y sé que él me protege. Creo profundamente en la protección de nuestro Señor creador, y además le pongo un poquito de cerebro y de intuición para cuidarme y cuidar lo más importante: la paz del país”, remató.

El gobernante aludió al asunto tras repetir que la oposición anida en su seno a grupos radicales que buscan su salida de la Presidencia a través de un golpe de Estado, una revuelta popular o cualquier otra forma apartada de la vía electoral.

“No es gente normal, estamos enfrentados a gente irracional”, sostuvo y reiteró que a inicios de año esos grupos intentaron matar para crear un estado de conmoción al líder opositor Leopoldo López, y que él le salvó la vida al convencer a sus familiares que se entregara a la justicia, lo que sucedió el 18 de febrero pasado.

Sistema de inteligencia

El opositor Leopoldo López afronta un juicio penal por supuestamente incitar unos actos de violencia política callejera registrados el pasado 12 de febrero que dieron paso a una oleada de manifestaciones antigubernamentales que se extendieron por el país durante cuatro meses y que dejaron un saldo de 43 muertos y centenares de heridos y detenidos.

Tras ello, reveló Maduro, “hemos creado el Sistema de Protección Popular de la Paz, el SP3 (...), para que articule un nuevo sistema de inteligencia, de protección, que nos permita desmontar las bandas criminales, las bandas de paramilitares y nos permita preventivamente capturar a gente que anda por allí” en actividades ilegales, remató Maduro.