elnuevodiario.com.ni
  •   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Equipos de socorro recuperaron este lunes los restos de ocho hombres que murieron sepultados hace cinco meses en una mina artesanal en el sur de Honduras, informó la fiscalía.

"Identificamos los cuerpos, los entregamos a sus familias y los sepultamos de inmediato", dijo en rueda de prensa la directora de Medicina Forense del Ministerio Público, Yulissa Villanueva.

Informó que las osamentas fueron halladas a unos 12 metros de la entrada de la mina, tras una semana de intensa búsqueda con policías, expertos civiles, militares y fiscales.

Villanueva identificó a las víctimas como Yovanny Cárcamo de 18 años, Arony Zepeda de 21, Wilmer Ramírez de 22, Oscar Fúnez de 23, Olbin Anduray de 24, Tito Anduray de 25, Santos López de 28 y Emilio Muñoz de 30.

Un derrumbe ocurrido el 2 de julio pasado en la mina de la localidad de El Corpus, a unos 90 kilómetros al sur de Tegucigalpa, soterró a 22 hombres, de los cuales once pudieron salir inmediatamente por sus propios medios y otros tres fueron rescatados dos días después.

El gobierno canceló entonces la búsqueda de los ocho hombres restantes al argumentar que el lugar presentaba más de 500 túneles y era difícil rescartarlos con vida.

La antigua mina, que operaba sin control estatal, está al pie de un acantilado rocoso de 30 metros de altura en una región montañosa de El Corpus y las autoridades no disponen de mapas de los túneles.

El gobierno anunció el lunes que en dos meses construirá en la zona un parque minero industrial con el objetivo de efectuar una explotación segura en el área de extracción de metales.

En julio de 2013 en El Corpus, un muchacho perdió sus piernas, que fueron trituradas por una máquina en la mina y otros dos fueron sepultados por un derrumbe.

El Corpus está en la provincia de Choluteca, donde la minería artesanal emplea a alrededor de 5.000 campesinos pobres afectados por plagas que en los últimos cinco años destruyeron sus cultivos de granos básicos y café.

En la región sur de Honduras hay más de 50 minas con pasadizos de hasta 200 metros bajo tierra.