•  |
  •  |
  • EFE

Al menos 11 personas murieron luego que una helada tormenta azotó Estados Unidos el lunes, convirtiendo las rutas en resbalosas trampas mortales y dejando cientos de miles de personas sin energía.

"Según el Departamento de Administración de Emergencias de Oklahoma ha habido 11 víctimas mortales confirmadas solo en Oklahoma (centrosur), debido a accidentes de tráfico vinculados al clima", dijo Dave Nadler, meteorólogo del centro regional de operaciones que cubre esa zona del país.

"Hemos tenido de 2,5 a 5 centímetros de hielo en algunas partes de Oklahoma, y grandes cortes de energía: hay 250 mil hogares sin energía en el estado de Oklahoma, y unas 150 mil personas sin energía en Missouri, las áreas más afectadas hasta ahora", dijo Nadler a la AFP.

Se esperaba que la gélida tormenta siguiera su avance hacia el este y azote Washington y Nueva York, en la costa Atlántica, hacia el final de la semana.