•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro, lanzó ayer una propuesta para que sean juzgados en la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra, todos los “imperialistas” que atacaron Libia, Irak y Siria, y señaló no solo a EE.UU. sino también al expresidente de España, José María Aznar.

Maduro reiteró así lo dicho el viernes pasado cuando acusó a Aznar de ser el responsable de la muerte de 1,200,000 iraquíes en 2003, y ayer aseguró que no retracta “ni una coma” de estos señalamientos que, desde España, no le han “desmentido”.

El gobernante dio estas declaraciones ante una concentración de chavistas en Caracas que fue transmitida en cadena obligatoria de radio y televisión, en una marcha para protestar contra el “imperialismo” estadounidense en reacción a las sanciones que aprobó el Congreso del país norteamericano contra un grupo de funcionarios venezolanos.

“El noble pueblo de España sabe que es verdad, Aznar tiene sus manos manchadas en sangre con la invasión a Irak, con el golpe de Estado a Venezuela (2002), Aznar es un asesino, y debe ir a la Corte Penal Internacional también, asesino”, dijo y agregó que el político español es “un heredero del fascismo de Francisco Franco”.

Comité de juristas

La iniciativa, que Maduro dirigió al parlamento venezolano, propone la creación de un “comité de juristas por los derechos humanos y la justicia” conformado por venezolanos y “personalidades mundiales” para llevar a juicio no solo “a los amos estadounidenses” sino también “a sus súbditos, a sus esclavos pitiyanquis en el mundo”, indicó el jefe del Ejecutivo caribeño.

Indicó que “la derecha española se molesta” porque él dice “la verdad” y señaló que Aznar “mintió” y “fue el impulsor principal de la invasión y el bombardeo en el año 2003 contra el pueblo de Irak”.