•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |

Unas 154 personas menores de 23 años, muchos de ellos niños, murieron de manera violenta en Honduras entre octubre y noviembre pasados, con lo que la cifra de jóvenes fallecidos en once meses de 2014 llegó a 865, denunció ayer la organización humanitaria Casa Alianza.

De los jóvenes asesinados en lo que va del año, 82 se registraron en octubre y 72 en noviembre pasado, indicó Casa Alianza en el “Informe mensual de la situación de Derechos de los niños, niñas y jóvenes de Honduras”, al que tuvo acceso Acan-Efe.

El informe detalla que de esas 154 muertes violentas, el 85.1% (131) correspondieron a hombres, en tanto que el 14.9% (23) a mujeres.

La investigación reveló también que el 70.8% de esas 154 muertes violentas registradas en los últimos dos meses eran menores de 17 años, y el 29.2% tenían entre los 18 y 23 años.

Muertos a tiros

Además, subrayó que el 74.6% de las víctimas fueron asesinadas con armas de fuego, 7.8% con arma blanca, 5.8% asfixiadas, 2.6% con otros objetos contundentes, y el restante 9.2% de otras formas, que no precisó.

La organización humanitaria, que dirige el hondureño José Ruela, destacó que “se evidencia un incremento de casos en los cuales se encuentran los cuerpos con señales de tortura previa a la ejecución, dentro de sacos, bolsas plásticas, amarrados con sogas o envueltos en sábanas y las víctimas son estranguladas hasta la muerte”.

Los departamentos de Cortés y Francisco Morazán, en el norte, centro de Honduras, son las regiones que en los últimos dos meses registraron los índices más altos de asesinatos de jóvenes.

14 muertos diarios

En Cortés murieron 64 jóvenes y en Francisco Morazán 58, según el documento.

De acuerdo con la organización Casa Alianza, unos 9,953 jóvenes menores de 23 años fueron asesinados en el país centroamericano entre febrero de 1998 y noviembre pasado.

Honduras vive una ola de violencia y delincuencia común que deja alrededor de catorce muertos diarios, atribuidos a distintos motivos, según autoridades locales.