elnuevodiario.com.ni
  •   Indonesia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El tsunami que devastó hace 10 años la provincia indonesia de Aceh, abrió el camino a la paz en esta región marcada por 29 años de un mortífero conflicto armado entre separatistas y fuerzas gubernamentales.

Situada en el extremo norte de la isla de Sumatra, Aceh se encontraba en una paupérrima situación con sus infraestructuras demolidas por años de combates armados y una población sumida en la desesperación, cuando se produjo la catástrofe natural el 26 de diciembre de 2004.

Los rebeldes del Movimiento por una Aceh Libre (GAM) luchaban desde su fundación en 1976, por la independencia de esta provincia islamista, denunciando el reparto “injusto” de los importantes recursos naturales de la región por parte del gobierno.

En ese entonces, Aceh era rastrillada por el ejército indonesio y estaba incomunicada del resto del mundo mientras tuvo lugar esta guerrilla que provocó unos 15,000 muertos, en su mayoría civiles.

9 grados Richter

El tsunami, provocado por un terremoto de una magnitud de más de 9 grados en la escala de Richter, con epicentro en las profundidades del océano Índico, hizo que un gran silencio se abatiera sobre Aceh.

Las informaciones entonces hacían pensar que las regiones más afectadas por las olas gigantes se encontraban en Tailandia y Sri Lanka.

Solamente al cabo de varios días fue revelada la amplitud de los daños sufridos: casi 170,000 muertos en Indonesia, en particular en Aceh. En total, más de 220,000 personas murieron en los países del océano Índico.

La catástrofe provocó una importante movilización internacional y obligó a Indonesia a abrir a la ayuda humanitaria las puertas de Aceh, entonces cerradas a los extranjeros.