elnuevodiario.com.ni
  •   Jerusalén, Israel  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Dos bases militares israelíes situadas en el interior de la Cisjordania ocupadas serán evacuadas para permitir la expansión de asentamientos judíos, ilegales ante el derecho internacional.

El ministro de Defensa israelí, Moshé Yaalon, ordenó en los últimos días la evacuación de los dos centros -uno de ellos será realojado dentro de un asentamiento, mientras que el otro se ubicará en una nueva localización- para facilitar el crecimiento de algunos asentamientos ilegales, explicó hoy el diario progresista Haaretz.

Según este rotativo, los terrenos usados por el Ejército no afrontan ningún problema de propiedad ya que las fuerzas armadas pueden justificar cada metro confiscado en la Cisjordania ocupada bajo "necesidades militares".

Sin embargo, en ocasiones los colonos afrontan la oposición de los palestinos que poseen los títulos de propiedad de las tierras adyacentes.

Este motivo es el que llevó recientemente a Yaalon a solicitar la salida de la policía de Fronteras de la base militar de Bet El, vecina a Ramala, después de que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se comprometiera a reubicar allí a los colonos de un asentamiento ilegal construido sobre propiedad palestina privada.

Yaalon también ha instado a que este proyecto se ponga en marcha después de que fuera pospuesto por el rechazo del ahora cesado ministro de Finanzas, Yair Lapid, a financiar dicha operación (calculada en 17.9 millones de dólares).