•   Peshawar, Pakistán  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La rama de Al Qaida en el sur de Asia declaró el domingo tener el "corazón roto" por la matanza de 149 personas, en su mayoría escolares, por parte de talibanes en la ciudad paquistaní de Peshawar.

El ataque el martes pasado contra una escuela de Peshawar, el más sangriento en la historia de Pakistán al margen de las guerras, impactó profundamente al país y provocó una ola de condenas en todo el mundo.

"Tenemos el corazón roto" tras esta tragedia, declaró Osama Mehmood, portavoz de la rama de Al Qaida en Asia del sur, en un comunicado .

"Los fusiles que hemos tomado contra el enemigo de Alá, Estados Unidos y (...) su ejército esclavo no deben apuntar a niños ni mujeres ni a nuestro pueblo musulmán" afirma el portavoz.

La matanza fue reivindicada por el movimiento de los talibanes de Pakistán (TTP), principal grupo rebelde del país y cercano a Al Qaida.

El TTP dijo que atacó esta escuela porque a ella acudían hijos de militares, y que se trataba de una venganza por la ofensiva lanzada por el ejército en junio en Waziristán del Norte, principal feudo talibán cerca de la frontera con Afganistán.