•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente estadounidense, Barack Obama, bajó el tono sobre el ciberataque contra Sony Pictures, al afirmar que fue un acto de “vandalismo” y no de “guerra”, aunque sigue responsabilizando a Corea del Norte y prometió una respuesta “proporcional”.

“No, no pienso que haya sido un acto de guerra. Pienso que fue un acto de vandalismo informático que resultó muy costoso”, declaró Obama, en una entrevista en CNN. “Pensamos que es muy serio y nuestra respuesta será proporcional”, agregó.

El ciberespionaje contra Sony, a finales de noviembre, sacó a la luz miles de correos electrónicos muy embarazosos para sus directivos y obligó a la empresa a suspender el estreno de la película “The interview”, una parodia sobre un complot de la CIA para asesinar al líder norcoreano Kim Jong-Un.

En la lista

Sin vincularlo a ese ataque contra uno de los mayores productores estadounidenses de cine, Obama también advirtió que Estados Unidos estudiará incluir a Corea del Norte en su lista de países que apoyan el terrorismo, de la que salió en el 2008.

“Vamos a revisar eso a través de un proceso que ya está en marcha”, afirmó. “Nuestros criterios para decir que un Estado apoya el terrorismo son muy claros. No emitimos juicios únicamente sobre la base de las noticias diarias”, sostuvo Obama.