elnuevodiario.com.ni
  •   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El hombre abatido el sábado a balazos tras agredir con un cuchillo a policías franceses al grito de “Alá es grande” era un francés convertido al islam, que mostraba en su cuenta de Facebook una bandera del grupo Estado Islámico, según fuentes coincidentes.

El individuo, Bertrand Nzohabonayo, de 20 años, nacido en Burundi, tenía antecedentes por delitos comunes, tráfico de estupefacientes, extorsión y robo.

Según su entorno, tomó el nombre de Bilal tras su conversión al islam. Fuentes antiterroristas le atribuyen una cuenta en Facebook donde aparece una bandera del grupo Estado Islámico (EI), que lleva a cabo una ofensiva en Siria e Irak.

Ataque

Los hechos ocurrieron en una comisaría en Joué-lès-Tours (centro-oeste), el sábado pasado a las 14:00 horas locales (13:00 GMT).

El hombre entró en la comisaría e hirió con un cuchillo a uno de los policías que estaba en la recepción, y luego a otros dos, antes de ser “abatido por policías presentes que usaron sus armas”, indicó el ministerio de Interior.

“Gritó ‘Alá es grande’ desde que entró hasta que murió”, informaron a la AFP fuentes cercanas a la investigación, que está en manos de la fiscalía antiterrorista.

Fuera de peligro

El retorno de yihadistas franceses que han combatido en Siria, con proyectos individuales o dirigidos por el EI, supone una amenaza constante, insisten los servicios antiterroristas del país.

Pero las iniciativas de los denominados “lobos solitarios”, musulmanes que deciden por su propia cuenta pasar a la acción, suponen también un riesgo nada desdeñable, según esas fuentes.