elnuevodiario.com.ni
  •   Brasilia, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, dijo hoy que consultará a la Fiscalía antes de designar a sus nuevos ministros para el mandato que comenzará el próximo 1 de enero, a fin de saber si están implicados en el escándalo de corrupción en la empresa estatal Petrobras.

"Sólo preguntaré si hay algo contra fulano que impida designarlo" ministro, declaró la presidenta en un desayuno con periodistas con motivo de la Navidad, en el que admitió tácitamente que las corruptelas en la petrolera dificultan la formación de su nuevo equipo de Gobierno.

Rousseff fue reelegida para un segundo mandato en octubre pasado y la composición de su Gabinete para los próximos cuatro años se ha complicado, pues decenas de políticos de la base oficialista, cuyos nombres aún no han sido divulgados públicamente, estarían implicados en el grave escándalo de corrupción destapado en Petrobras.

Este fin de semana, el diario O Estado de Sao Paulo divulgó una lista de 28 políticos, supuestamente obtenida de la Fiscalía en el marco de las investigaciones en la petrolera, en la que se incluyen los nombres de algunos posibles nuevos ministros de Rousseff.

Uno de ellos es el actual presidente de la Cámara de Diputados, Henrique Eduardo Alves, sugerido por el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) como nuevo ministro de Integración Nacional.

Sobre esa lista, Rousseff aclaró que "no es oficial" y que no puede decidir nada en función de ello, pero indicó que consultará a la Fiscalía sobre cada uno de los posibles nuevos ministros.

"No quiero saber lo que ellos no me pueden decir. Sólo quiero saber si hay algo que me impida nombrar a alguien" para el Gabinete, señaló.

Rousseff hasta ahora ha designado solamente a cuatro de los 39 ministros que integrarán su nuevo equipo de Gobierno.

Se trata de los futuros titulares de Hacienda, Joaquim Levy, de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Armando Monteiro, y de Planificación, Nelson Barbosa, además del presidente del Banco Central, Alexandre Tombini, ratificado en su cargo, que tiene estatus de ministro.

Sobre los 35 ministros que faltan, la presidenta aseguró que algunos serán designados esta misma semana y que "para el 29 de diciembre", dos días antes de su investidura, aspira a tener concluida por completo la reforma de su Gabinete.