elnuevodiario.com.ni
  •   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Cientos de obreros que trabajan en la construcción de un cauce de acceso al Canal de Panamá, dentro del proyecto de ampliación de la vía interoceánica, se declararon en huelga, debido a desacuerdos con el consorcio ICA-FCC-MECO, informaron hoy fuentes oficiales y sindicales.

Una fuente de la Autoridad del Canal de Panamá, ACP, dijo hoy a Efe que la entidad administradora "sigue muy de cerca el desarrollo de los eventos", que representan una amenaza a la continuidad de las obras en un sector del proyecto en el Pacífico.

La excavación, que tiene un avance del 83 %, según la ACP, es la última que falta para terminar el canal de acceso a la nueva esclusa que se construye en el sector Pacífico y debe estar lista en 2015.

Según la fuente, el consorcio ICA-FCC-MECO le comunicó a la ACP que desarrollan sus actividades conforme a las disposiciones laborales panameñas y bajo la "estricta fiscalización" del Ministerio de Trabajo (Mitradel).

Los obreros, agrupados en la Unión Nacional de Trabajadores de la Industria de la Construcción, Untraics, de Panamá, reclaman que el consorcio no está cumpliendo con los acuerdos pautados en julio pasado tras una huelga de cuatro días.

El dirigente de la Untraics, Abelardo Herrera, señaló a los periodistas que también se ha pedido la destitución de algunos capataces extranjeros, que se han extralimitado en sus funciones con "prepotencia" e incluso "ayer se dieron a golpes" con un trabajador al que "pretenden despedir" por lo que responsabilizó al Gobierno "ya que se lo habíamos advertido".

Esta mañana, los obreros obstaculizaron temporalmente la autopista al Puente Centenario, que pasa sobre el Canal de Panamá, para dar a conocer su descontento, lo que provocó un atasco cuando muchos se dirigen al interior del país para la celebración de la Navidad.

El consorcio internacional, conformado por la mexicana Ingenieros Civiles Asociados, ICA, la española Fomento de Construcciones y Contratas, FCC, y la costarricense Meco, y la Untraics firmaron en julio pasado un acuerdo laboral, que permitió la suspensión de una huelga de cuatro días que afectaron los trabajos en el área de Cocolí.

Es la tercera ocasión en 2014 que los trabajos de excavación seca en ese sector son paralizados por desacuerdos contractuales entre el consorcio y los trabajadores, ya que en marzo pasado se registró una huelga de seis días.