•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Hamás palestino, que tiene el poder en la Franja de Gaza, no desea una escalada militar con Israel, pese a algunos incidentes recientes, dijo el ministro israelí de Defensa, Moshé Yaalon.

“El Hamás no quiere escalada, como lo constatamos en el terreno cuando detiene a los que disparan hacia Israel, como los miembros de la Yihad islámica financiada por Irán u organizaciones del Yihad mundial”, afirmó el ministro a la radio pública.

Moshé Yaalon también hizo valer que el Hamás no había reaccionado a los ataques lanzados por el ejército israelí el miércoles pasado contra el sur de la Franja de Gaza, que le costaron la vida a un militante de Hamás, tras disparos de francotiradores contra soldados hebreos.

Se trató del primer bombardeo israelí contra el enclave palestino desde el fin de la guerra de Gaza, de julio y agosto pasados, en la que murieron 2,200 palestinos --civiles en su mayoría--, y 67 soldados y 6 civiles israelíes.

Respecto a una reanudación de las negociaciones indirectas de El Cairo entre Israel y el Hamás sobre la tregua en Gaza, Moshé Yaalon se mostró prudente: “Hemos dicho que no es seguro que esas negociaciones se reanuden”. Asimismo, subrayó que lo esencial “es lo que pasa en el terreno y la aplicación de las disposiciones previstas tras el alto el fuego”, que Israel acordó el 26 de agosto con una delegación palestina, que incluyó a representantes del Hamás.

Niña israelí herida

Una niña israelí de 11 años resultó herida de gravedad por el lanzamiento de un coctel molotov contra el vehículo en el que circulaba por una carretera de Cisjordania, informó ayer el Ejército de Israel en un comunicado.

La niña sufrió quemaduras en el 50 por ciento del cuerpo, dijeron fuentes médicas, mientras que su padre, que conducía el vehículo, tiene heridas leves. El suceso ocurrió a media tarde en la carretera 55, cerca del asentamiento de El Matán, cuando desde una colina cercana les arrojaron la botella incendiaria, en un suceso atribuido a atacantes palestinos.

“Es un atentado grave. Es inaceptable la facilidad con la que terroristas palestinos atacan vehículos israelíes en Cisjordania”, se lamentó Yosi Dagan, teniente alcalde del Concejo Regional de Samaria, nombre bíblico por el que Israel conoce el norte de Cisjordania ocupada.

Según el comunicado militar, el Ejército israelí ha desplazado fuerzas para “peinar la zona” en busca de los autores del ataque, que dejó el vehículo completamente calcinado.