elnuevodiario.com.ni
  •   Nairobi  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Gambia negó hoy que se haya producido un intento de golpe de Estado en el país y aseguró que la situación "se ha normalizado" después de que se produjeran disparos cerca de varios edificios gubernamentales durante la pasada madrugada en Banjul, la capital.

El ministro de Asuntos Presidenciales de Gambia, Kalilou Bayo, citado por la Agencia de Prensa Africana (APA), restó importancia a las informaciones publicadas por diversos medios locales que aseguran que un grupo de soldados aprovecharon la ausencia en el país del presidente, Yahya Jammeh, para atacar varios edificios gubernamentales.

En un comunicado, Bayo negó esta información que calificó de "rumor" y aseguró que "la paz y la calma" prevalecen en Gambia.

Además, pidió a todos los ciudadanos y a los empresarios que continúen con sus actividades normales.

Sin embargo, las informaciones en torno a este suceso siguen siendo contradictorias, ya que medios como el periódico "Freedom Newspaper" mantienen que los militares atacaron el Palacio Presidencial de Banjul y un cuartel militar en el puente de Denton, que conecta la ciudad con el resto del país, además de otras instalaciones de la ciudad.

Por su parte, la embajada de Estados Unidos en Gambia ha emitido una alerta en su página web en la que recomienda a los ciudadanos estadounidenses evitar Banjul tras estos incidentes.

Nacido en 1965, Yahya Jammeh llegó al poder en 1994, con solo 29 años, tras un golpe de Estado que prácticamente no encontró resistencia.

Desde entonces, Jammeh ha ganado cuatro elecciones multipartidistas consecutivas, la última en 2011, cuando logró un apoyo superior al 70 %, aunque las autoridades regionales de la Comunidad Económica de Estado de África Occidental (Ecowas, en inglés) rechazaron los resultados.

En julio de 2010, siete personas, entre ellas el entonces jefe del Estado Mayor, el teniente general Lang Tombong Tamba, fueron condenadas a muerte por organizar un golpe de Estado, aunque a finales de 2012 se les conmutó la pena por la cadena perpetua.