•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Rusia calificó ayer de amenaza para Europa el acuerdo nuclear suscrito entre Ucrania y la compañía estadounidense Westinghouse, que suministrará a Kiev combustible nuclear, en medio del conflicto en el este ucraniano.

“En estas condiciones, el peligroso experimento ideado por Kiev coloca bajo amenaza la seguridad y la salud de los ciudadanos ucranianos y los pueblos de Europa”, informó la Cancillería rusa en un comunicado.

Moscú se refería al acuerdo que fue sellado ayer entre Kiev y Westinghouse para el suministro hasta 2020 de combustible nuclear a las plantas atómicas de Ucrania, escenario en 1986 de la mayor catástrofe nuclear de la historia en Chernóbil.

El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, adelantó ayer que el acuerdo busca diversificar los suministros de combustible nuclear del país.

A finales de noviembre la central nuclear ucraniana de Zaparozhie (sureste), la mayor de Europa, sufrió una avería debido a un cortocircuito, aunque el reactor no resultó dañado, según reconoció días después el ministro ucraniano de Energía, Vladímir Demchísin.