elnuevodiario.com.ni
  •   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Honduras cierra el 2014 con unos 66 homicidios por cada 100,000 habitantes, dijo hoy el secretario de Seguridad del país centroamericano, Arturo Corrales, quien el 15 de enero próximo asumirá como titular de Relaciones Exteriores.

"Al cerrar el año todos los números indican que el día de hoy vamos a cerrar entre 65.9 y 66.25 homicidios por cada 100,000 habitantes", indicó Corrales a Radio América en Tegucigalpa.

Las cifras proporcionadas por el alto funcionario hondureño contradicen una versión de la Organización Mundial de la Salud, OMS, que a inicios de diciembre señaló que el número de homicidios en Honduras era de 103 por cada 100,000 habitantes.

Al respecto, Corrales señaló que hay mucho trabajo por hacer ante el mundo sobre lo que acontece en su país, donde el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) también coincide en que la criminalidad se ha reducido sustancialmente en los últimos dos años.

El informe del Observatorio de la UNAH hasta noviembre pasado indica que la cifra homicidios al cerrar diciembre sería menor de 70 por cada 100,000 habitantes, después de que en 2011 era de 86.

Corrales, quien también fue canciller durante la administración de Porfirio Lobo que concluyó el 27 de enero pasado, señaló además otros logros de Honduras en lo que respecta al combate del narcotráfico, entre los que figura un bloqueo aéreo, marítimo y terrestre al tráfico de drogas procedente de América del Sur.

El bloqueo marítimo, en el Caribe, es coordinado con guardacostas de Estados Unidos que están en aguas internacionales que limitan con las de Honduras.

La potenciación del desempeño de los operadores de justicia y del sistema democrático; el respeto a los derechos humanos y el combate a la pobreza, también son logros en 2014 del Gobierno que preside Juan Orlando Hernández, indicó Corrales.

Señaló además que los cuerpos de seguridad han asestado duros golpes al narcotráfico con una incautación de drogas que se ha quintuplicado con respecto a otros años.

En lo que respecta a delincuencia común y la violencia, indicó que unas 7,500 fueron remitidas a la cárcel, mientras que 5,000 salieron y 2,500 están en proceso judicial mediante un trámite más rápido, lo que no ocurría antes en el país.