•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los cubanos celebraron ayer el 56 aniversario de la Revolución, con conciertos y bailes, pero sin ningún acto político, en momentos de expectativa por lo que puede traer el acercamiento con EE.UU., luego del acuerdo logrado recientemente entre ambas naciones.

Como es tradición, la isla festeja el triunfo de la Revolución liderada por Fidel Castro, ocurrido el 1 de enero de 1959, junto a la llegada del Año Nuevo.

Según anunció el Ministerio de Cultura, en todo el país se llevaría a cabo una jornada denominada “Cuba Va”, que se extenderá los días 2 y 3 de enero con diferentes propuestas artísticas.

Están previstas actividades culturales que incluyen desde la habitual gala que el Ballet Nacional dedica en La Habana al triunfo de la Revolución, hasta bailables públicos en plazas y parques en los que actuarán populares orquestas de música bailable.

Ausencia de Fidel

Por su parte, los medios cubanos resaltan hoy la efeméride con motivos festivos.

El diario oficial Granma, por ejemplo, destacó en portada que este 2015 la isla comenzará a vivir los 57 años de la Revolución, y publicó una frase del presidente cubano, Raúl Castro, en la que afirma que “la inquebrantable fe en la victoria” que Fidel inculcó a los cubanos “continuará conduciendo” al pueblo.

En la televisión, se han repuesto en los últimos días documentales recordando la figura de Fidel Castro, retirado del poder desde 2006 por una enfermedad y quien todavía no se ha pronunciado públicamente sobre el restablecimiento de relaciones con Washington ni sobre el regreso de los agentes cubanos que estuvieron presos en EE.UU.

El reclamo por la liberación de “Los Cinco” agentes, que en la isla son considerados “héroes antiterroristas”, fue una de las principales banderas del líder cubano en los últimos años de su mandato.

Saludos de amigos

Otros medios divulgan mensajes de felicitación enviados a propósito del aniversario de la Revolución, por parte de mandatarios como el ruso, Vladimir Putin; el venezolano, Nicolás Maduro; el nicaragüense, Daniel Ortega; y el norcoreano, Kim Jong-un.

El primer acto para recordar el triunfo de la Revolución tuvo lugar justo a la medianoche en la fortaleza colonial de San Carlos de La Cabaña, en La Habana, donde cadetes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias dispararon 21 salvas de artillería, en una ceremonia que estuvo abierta al público.

Fiesta de la bandera y mensaje de diálogo

ACTIVIDADES. En Santiago de Cuba, segunda ciudad en importancia del país y considerada “cuna” de la Revolución, se realizó a la misma hora la “fiesta de la bandera”, una tradición ligada a la independencia de la isla, que congrega a cientos de personas en una céntrica plaza, donde se iza la bandera cubana y, según ondee, se lanzan presagios sobre cómo será el nuevo año.

“Los reunidos esperaron su amplio ondear en cielo soberano y estrellado; así ocurrió, lo que indica --según presagios de muchos-- que los próximos 365 días serán esperanzadores, como lo necesita la nación para seguir construyendo una sociedad mejor para sus hijos”, indicó ayer la estatal Agencia de Información Nacional.

Entre tanto, en Miami, un grupo de jóvenes que forman parte de la organización Raíces de Esperanza, busca establecer un diálogo para contribuir al cambio que ofrezca posibilidades reales de desarrollo a las nuevas generaciones de cubanos.

“Raíces de Esperanza (Roots of Hope) quiere contribuir a que ese enorme talento que hay en Cuba pueda desarrollarse en la isla para que la inmigración no sea su única salida”, dijo ayer a Efe, Raul Maos, director de esta organización sin ánimos de lucro.

Raíces de Esperanza se fundó hace 11 años como una iniciativa de jóvenes estudiantes de universidades en Estados Unidos que empezaron un diálogo sobre la situación en la isla y su futuro.

Hoy, la organización es una red integrada por unos 6,000 estudiantes y profesionales alrededor del mundo, interesados en una Cuba

mejor, en palabras de su director, un miembro de la tercera generación de una familia de cubanos asentada en Miami (Florida).

En la televisión se han repuesto documentales recordando la figura de Fidel Castro, quien todavía no se ha pronunciado sobre el acuerdo logrado con EE.UU.