•   LIBIA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El incendio del terminal petrolero libio de Al Sedra ha sido apagado, nueve días después de su inicio, informó un alto responsable este viernes.

El incidente empezó el 25 de diciembre cuando milicianos del grupo Fajr Lybia lanzaron un cohete contra uno de los tanques de almacenamiento de Al Sedra, un importante terminal en el este del país.

El fuego se propagó a seis otros tanques de los 19 que forman el terminal, que dispone de una capacidad total de almacenaje de 6,2 millones de barriles.

"El incendio fue apagado en los siete tanques, tras permanecer fuera de control durante nueve días", afirmó Alí al Hassi, portavoz regional de la guardia encargada de esas instalaciones.

Unos 70 bomberos voluntarios participaron en la operación, ayudados por empleados de compañías petroleras locales, mientras que arreciaban los combates entre los rebeldes y las fuerzas gubernamentales cerca del lugar, añadió Hassi.

El gobierno reconocido por la comunidad internacional había aceptado oficialmente el lunes un acuerdo por un volumen de cerca de 5 millones de euros con una empresa estadounidense para que les mandaran expertos para ayudarles a apagar el incendio.

"Al menos ese dinero fue ahorrado, porque el fuego fue controlado localmente" explicó Hassi.

La producción petrolera libia cayó a causa de la violencia en el este del país a menos de 350.000 barriles al día, frente a los 800.000 antes de los combates.

Fajr Libya es una coalición de milicias islamistas que mantiene en su poder la capital Trípoli y la segunda ciudad del país, Bengasi, y que intenta extender su influencia al resto del país.