•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, autorizó ayer la imposición de nuevas sanciones contra Corea del Norte, como “primer aspecto” de la respuesta estadounidense al “destructivo” ciberataque contra Sony.

Las nuevas sanciones afectarán a tres entidades norcoreanas, incluida una agencia de inteligencia gubernamental, y a diez funcionarios que trabajan para esas empresas y para el Gobierno norcoreano, informó el Departamento del Tesoro.

“Esta orden no va dirigida al pueblo de Corea del Norte, sino al Gobierno de Corea del Norte y a sus actividades que amenazan a nuestro país y a otros”, indicó Obama en una carta enviada a los líderes de la Cámara baja y el Senado de EE.UU.

RESPUESTA OPORTUNA

Obama había prometido dar una respuesta “proporcionada” al ataque sufrido el pasado 24 de noviembre por Sony, que la Casa Blanca atribuye a Corea del Norte y que cree que fue en respuesta a “The Interview”, una comedia sobre un complot estadounidense para asesinar al líder norcoreano Kim Jong-un.

La congelación de cuentas bancarias y prohibir ingreso a EE.UU son algunas sanciones a norcoreanos.