•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Carnaval de Negros y Blancos, una de las fiestas populares más tradicionales de Colombia, comenzó ayer en la ciudad de Pasto, capital del departamento de Nariño, en el suroeste del país.

Los festejos, que abren la temporada de fiestas populares en Colombia y que se prolongarán hasta el 7 de enero, empezaron con la tradicional alborada a la Virgen de Las Mercedes, patrona de la ciudad, que recibe ofrendas florales y de productos agrícolas de la región.

A este homenaje le sigue el Desfile de las Colonias, donde los 64 municipios de Nariño muestran sus tradiciones, mitos, leyendas, gastronomía, música y valores culturales.

El Carnaval de Negros y Blancos, que desde 2010 hace parte del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, de la Unesco, se celebra en Pasto la primera semana de enero.

Según el Ministerio de Cultura de Colombia, el Carnaval “expresa una fusión perfecta de todas las influencias culturales que se

encontraban a lo largo de los siglos en esta región” del suroeste, como “rituales indígenas, expresiones culturales de los españoles y de la cultura africana”.