elnuevodiario.com.ni
  •   Morelia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un tribunal mexicano emitió hoy un auto de formal prisión, que marca el inicio de un proceso penal, contra el fundador de los grupos de autodefensa del estado suroccidental de Michoacán, Hipólito Mora, por su presunta responsabilidad en la muerte de 10 personas.

María Consuelo López Ramírez, jueza de primera instancia en materia penal, emitió la medida contra Mora y 26 de sus seguidores, incluyendo a una sobrina suya, al hallar elementos suficientes que hacen presumir su responsabilidad en 10 de las 11 muertes ocurridas en un enfrentamiento con un grupo rival el 16 de diciembre pasado.

La jueza dijo que en el expediente del caso consta que en la comunidad de La Ruana, donde ocurrió el enfrentamiento, se hallaron más de 1.500 casquillos de diversos calibres, incluyendo algunos percutidos por las armas que portaban Mora y sus seguidores como integrantes de la Fuerza Rural, un cuerpo policial creado para legalizar a las autodefensas.

Desde la cárcel "David Franco Rodríguez", conocida como "Mil Cumbres", en el municipio de Charo, Mora calificó de "chingaderas" (tonterías) la resolución de la jueza y dijo sentirse "como un pendejo".

"Necesito que alguien me explique" por qué López tomó la decisión, dijo Mora a la prensa, al considerar que su grupo fue el atacado en La Ruana.

A la cámara de Diputados 

Su abogado Eduardo Quintero dijo a su vez que interpondrá recursos ante la justicia federal para salvaguardar los derechos de su cliente, de quien confió que pronto obtendrá su libertad para buscar un escaño en la Cámara de Diputados de México.

Quintero ya había anunciado en días recientes que Mora dejaría las armas para buscar una escaño las elecciones de junio de este año, aunque no precisó con cuál partido político.

La Fiscalía de Michoacán acusó a Hipólito Mora y a los otros 26 de la muerte de 10 de las 11 personas que fallecieron en el enfrentamiento del 16 de diciembre en La Ruana, municipio de Buenavista Tomatlán, contra un grupo armado rival encabezado por Luis Antonio Torres "el Americano".

De acuerdo con Alfredo Castillo, comisionado federal para la seguridad en Michoacán, en el choque murieron cinco hombres de Mora, entre ellos su hijo Manuel, y seis personas más del grupo de Torres.

Mora se entregó con 25 hombres y la mujer el 27 de diciembre luego de asegurar que él y su grupo sólo dispararon al aire en respuesta al ataque de los hombres de "el Americano".

A su vez, Torres se entregó el 30 de diciembre a las autoridades con nueve de sus hombres y la jueza López tiene hasta el lunes para definir su situación jurídica con relación al tiroteo.

Por el caso se emitieron 56 órdenes de arresto, de las cuales se han cumplido 37 con la entrega de ambos grupos. De los 19 individuos que permanecen prófugos, cuatro son seguidores de Mora y el resto de Torres.

Mora fundó los grupos civiles de autodefensa en febrero de 2013 para combatir a la organización criminal de los Caballeros Templarios, dedicada al narcotráfico además de homicidios, secuestros, extorsiones, abusos sexuales, robos y otros delitos.

Torres se integró al grupo encabezado por Mora pero finalmente creó el suyo propio con narcotraficantes "arrepentidos", lo que provocó una ruptura entre ambos grupos civiles.

El 10 de mayo de 2014, el comisionado Castillo anunció la legalización de las autodefensas mediante su incorporación en la Fuerza Rural, una corporación policial creada específicamente con ese propósito.