•   Nueva Delhi  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los enfrentamientos entre la India y Pakistán en su frontera de la dividida región de Cachemira causaron ayer la muerte de cuatro personas -una niña paquistaní, una mujer india y dos soldados indios-además de causar heridas a otras once, informaron fuentes oficiales.

El fuego cruzado entre militares de los dos países vecinos comenzó de madrugada en los distritos indios de Samba y Kathua, y se alargó a lo largo del día, en el que ambas partes se acusaron de provocar el incidente, el segundo con víctimas mortales en la última semana.

El servicio de comunicación del Ejército de Pakistán (ISPR) informó en un comunicado de que una niña de 13 años murió a causa de disparos “no provocados” por parte de militares indios y de que un niño de ocho años resultó herido en el choque.

“Los soldados paquistaníes respondieron de forma apropiada al fuego indio”, indicó la nota.

Por su parte, el comisario de la Policía india Anil Magotra dijo a medios locales que una mujer de 45 años murió en el pueblo de Mangu Chak por el impacto de un mortero y que ocho civiles resultaron heridos a consecuencia de la “agresión” paquistaní que comenzó la noche del viernes y continuó ayer por la mañana.

Además, dos soldados murieron a causa del fuego provocado en el búnker en el que se encontraban por varios morteros en el distrito de Kupwara, dijo una fuente policial a la agencia local IANS, que indicó que dos militares más resultaron heridos.

Familias huyen

De acuerdo con este medio, docenas de familias que viven cerca de la frontera han huido a zonas seguras debido al fuego paquistaní. Este nuevo incidente llega después de que el pasado miércoles un soldado indio y cuatro paquistaníes murieron por enfrentamientos entre militares de ambos países a lo largo de la frontera que divide los territorios de Cachemira que controlan la India y Pakistán.

Estos choques son los más importantes desde el pasado octubre, cuando el intercambio de disparos y morteros a través de la frontera en Cachemira dejó ocho indios muertos y unos 60 heridos, mientras que en suelo paquistaní doce civiles fallecieron y 43 resultaron heridos.

Las dos potencias nucleares han librado dos guerras y conflictos menores por Cachemira. La India acusa a Pakistán de apoyar actividades terroristas en su suelo, como el atentado en la metrópoli de Bombay de 2008 que causó 166 muertos, y de apoyar a la insurgencia en Cachemira.

A los pies del Himalaya, Cachemira es la única región de la India con mayoría musulmana, y Pakistán reclama su completa soberanía desde la partición del subcontinente, realizada en 1947 con criterios religiosos.