•   Brasilia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El popular expresidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva, que gobernó entre 2003 y 2010, buscará un tercer mandato en las elecciones de 2018, adelantó el actual ministro jefe de gabinete en una entrevista publicada hoy en el diario Folha de Sao Paulo.

El ministro Aloizio Mercadante aseguró que en el Partido de los Trabajadores (PT, en el poder por 12 años) "sólo hay una referencia" para los comicios presidenciales, Lula, que tendrá 73 años en esa contienda.

"Él es mi candidato, siempre lo fue. No hay esa discusión en el PT, quien está en el corazón de la militancia del PT es Lula", indicó el jefe de la Casa Civil, una especie de primer ministro.

La presidenta Dilma Rousseff, heredera política de Lula, consiguió por un estrecho margen un segundo mandato, que arrancó el 1 de enero. Tras su triunfo, los analistas ya vaticinaban que el expresidente tendría un papel más protagónico en esta gestión con miras a las próximas elecciones.

Lula abandonó el poder con 80% de popularidad gracias a sus ambiciosos programas sociales, que sacaron de la pobreza a unos 40 millones de personas.

Su regreso al poder ha sido un anhelo de sus seguidores. Incluso, antes de las pasadas elecciones, hubo dentro del PT un movimiento llamado "Volta Lula" que pedía su candidatura, pero él mismo lo sepultó y respaldó a Dilma.

Mercadante fue uno de los fundadores del PT junto a Lula y durante sus dos primeros gobiernos estuvo en el Senado, entrando al Ejecutivo con Rousseff.

Fue ministro de Ciencia y Tecnología y de Educación antes de ocupar la Casa Civil, uno de las posiciones de mayor influencia. A pesar de su cargo en el gobierno, el mismo que ocupó Rousseff antes de ser candidata en 2010, Mercadante descartó de plano tener aspiraciones para buscar la silla presidencial.

"Estoy llegando a una fase de mi vida en la que dediqué todo lo que podía para hacer lo mejor para la vida pública y el país. Seré abuelo por segunda vez la próxima semana, quiero tener chance de vivir con mis nietos el tiempo que no pude vivir con mis hijos", aseguró el ministro, que cumplirá 61 años en mayo.