•   Ciudad de Guatemala, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Guatemala, Otto Pérez, pidió respeto a las decisiones judiciales e instó a la comunidad internacional a no ejercer presiones durante el juicio por genocidio de indígenas mayas contra el exdictador Efraín Ríos Montt que fue suspendido este lunes.

"Si se va a sentar un embajador a una sala en donde se lleva (a cabo) una audiencia, ésa es una presión indirecta contra el juez", afirmó a periodistas el mandatario guatemalteco, en reacción por la atención internacional que ha suscitado el proceso contra el exdictador.

"Dejemos que los jueces, que las cortes hagan su trabajo", insistió el gobernante, a la vez que instó a las partes a "no estar litigando por los medios de comunicación".

Ríos Montt, quien gobernó con mano de hierro entre 1982 y 1983, fue condenado a 80 años de prisión en un primer juicio en mayo de 2013, pero la máxima instancia judicial del país anuló la sentencia y ordenó un nuevo juicio por errores procesales.

El juicio contra Ríos Montt y su jefe de inteligencia militar, José Rodríguez, estaba previsto para iniciarse este lunes, pero un amparo contra la presidenta del Tribunal de Mayor Riesgo B, a cargo de la jueza Jeannette Valdez, paralizó el proceso.

La defensa argumentó que Valdez había emitido una opinión sobre los temas a juzgar en una tesis sobre genocidio que presentó para obtener una maestría en 2004, criterio que fue aceptado por dos de las tres juezas integrantes del tribunal.

El exdictador se encuentra en arresto domiciliario por la matanza de 1,771 indígenas mayas-ixiles en el norte del país durante su régimen de facto, entre marzo de 1982 y agosto de 1983.

Guatemala vivió una guerra de 36 años (1960-1996) que dejó 200,000 muertos o desaparecidos, y en la que el 93% de las violaciones fueron responsabilidad de las fuerzas gubernamentales, según un informe de las Naciones Unidas presentado en febrero de 1999.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus