•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN EFE

El Gobierno de El Salvador no volverá a negociar con las pandillas para que disminuyan los homicidios en el país, como lo hizo la gestión pasada en 2012, dijo ayer el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén.

“Nosotros no podemos volver al esquema de entendernos y de negociar con las pandillas, porque eso está al margen de la ley”, dijo ayer en conferencia de prensa Sánchez Cerén, al reconocer tácitamente que su antecesor, Mauricio Funes, también del FMLN, negoció con esos grupos delictivos para disminuir los homicidios.

La “tregua” entre pandillas se inició en marzo de 2012, en el primer Gobierno del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), en el que Sánchez Cerén fue vicepresidente.

Durante su primer año de implementación el armisticio logró disminuir el promedio diario de homicidios, aproximadamente de 14 a 5; sin embargo, a principios del año pasado fracasó, como lo admitió el propio Funes en su momento, y el promedio de asesinatos subió a 14 en ese entonces.

perseguirlos

El Gobierno anterior aseguró en reiteradas ocasiones que nunca negoció con las pandillas, sino que sólo actuó como “facilitador” para lograr el armisticio.

La actual Administración no retomará la “tregua” con los pandilleros porque “nuestra obligación es perseguirlos, castigarlos y que la justicia determine las penas que les corresponden”, reiteró Sánchez Cerén.

El mandatario salvadoreño recordó que su Gobierno no quiere “seguir esa estrategia (de la tregua), porque eso lo que permitió es que las pandillas se incrementaran, las pandillas se fortalecieran”.

“Nosotros cambiamos la estrategia (...); ahora la discusión es: ¿cómo vamos a enfrentar ese fenómeno?”, indicó Sánchez Cerén en conferencia de prensa, celebrada en el marco de una reunión con parte de su Gabinete de Seguridad en la sede de la Policía.

De los más violentos

El Gobierno ahora está enfocado en “cómo hacer que la estrategia que tenemos ahora sea efectiva y haya una verdadera desarticulación de todos estos grupos de pandillas”, subrayó.

El Salvador es uno de los países más violentos de Centroamérica, después de Honduras y Guatemala, con un promedio diario de homicidios de entre 10 y 12 homicidios actualmente.

En 2014 se registraron al menos 3,912 homicidios, más del 50% en relación a 2013, según el director de la Policía, Mauricio Ramírez.

 

Durante su primer año de implementación el armisticio logró disminuir el promedio diario de homicidios, aproximadamente de 14 a 5.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus