•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Doce personas han muerto, entre ellas dos policías, en el ataque contra la sede del semanario satírico francés "Charlie Hebdo", en París, perpetrado por al menos dos individuos armados con kalashnikov.

El periodista, dibujante y director de "Charlie Hebdo", Charb, y otros tres de los principales dibujantes del semanario, Cabu, Tignous y Wolinski, figuran entre los muertos del ataque, confirmaron fuentes de la revista en la emisora "France Info".

El tiroteo causó también más de veinte heridos, cuatro de ellos graves, según el fiscal de París, François Moulins.

"Ha sido una carnicería", dijo el presidente de la región de Ile de France, en la que se halla París, Jean-Paul Huchon.

Poco antes, el presidente francés, François Hollande, dijo, en el lugar de los hechos, que "no hay duda" de que se trata de "un atentado terrorista".


[Te interesa: Galería de fotos: Atentado al “Charlie Hebdo”]
Es "un acto de barbarie contra un periódico, es decir contra la expresión de la libertad, un acto de barbarie contra periodistas que habían mostrado que podían actuar en Francia con la libertad que la República protege", afirmó Hollande.

Recordó que "Charlie Hebdo" había recibido amenazas en varias ocasiones, después de publicar caricaturas de Mahoma, y que por eso estaba protegido.

Con este ataque, añadió, "tenemos que mostrar que somos un país unido" y "reaccionar con firmeza, pero también mostrar unidad nacional".


El presidente señaló que a los autores "se les buscará tanto tiempo como sea necesario, se les llevará ante los jueces y serán condenados".

Hollande reconoció que "sabíamos que estábamos amenazados, como otros países del mundo", y que "se han desbaratado varios atentados terroristas en las últimas semanas"

Vinculó esas amenazas a que "somos un país de libertad" y puso el acento en que "nadie puede pensar que puede actuar en Francia contra los valores de la República".

El Plan Vigipirate para prevenir ataques terroristas se ha elevado a su máximo nivel, el de "alerta de atentados".

El jefe del Estado ha convocado a las 14:00 hora local (13:00 GMT) una reunión con los ministros con competencias en materia de seguridad.

Charlie Hebdo, un semanario entre la irreverencia y la libertad

El semanario Charlie Hebdo, que hoy sufrió un ataque terrorista donde perdieron la vida al menos doce personas, había sido objeto en sus casi 22 años de vida de otras agresiones, como un incendio y ataques informáticos, por publicar caricaturas de Mahoma, cuya mera reproducción está prohibida por el Islam.

La revista, con una línea osada e irreverente, fue creada en 1992 por el escritor y periodista Francois Cavanna, fallecido el 29 de enero de 2014 a los 90 años de edad, a quien sucedió su discípulo, el dibujante Charb, que continuó con la línea considerada blasfema por los musulmanes y libertaria por consejo editorial.

Entre las portadas que suscitaron la ira del islamismo radical figura una en la que aparece el profeta Mahoma en una silla de ruedas conducida por un rabino en la que dice: "No hay que mosquearse", mientras que en la parte superior de la viñeta se lee: "intocables".

Charlie Hebdo, que ha llegado a publicar caricaturas de Mahoma desnudo, había sufrido el ataque más grave hasta ahora a principios de noviembre de 2011 cuando su redacción fue incendiada por publicar una serie de caricaturas del profeta.

Cuando la revista regresó a los kioscos insistió en su línea satírica con una portada en la que un musulmán y el dibujante se fundían en un beso homosexual bajo el titular: "el amor es más fuerte que el odio".

Ya en el interior del periódico, cargado de críticas tanto al integrismo musulmán como cristiano, el director de la publicación, Charb, reivindicaba en el editorial el derecho de los dibujantes y periodistas de "Charlie Hebdo" a bromear sobre lo que les plazca.

El 3 de enero de 2013, la página web de la revista sufrió ataques por piratas informáticos, probablemente a causa de la publicación el día anterior de un suplemento especial con una biografía en cómic sobre Mahoma.

Además, el diario suscitó las iras de los islamistas por reproducir viñetas, originales del periódico danés "Jyllands-Posten" en septiembre de 2005, en las que el profeta vestía un turbante-bomba con la mecha encendida.

Cada publicación de estas caricaturas ha desatado un intenso debate en Francia sobre la libertad de prensa y el uso que de ella deben hacer los medios de comunicación, incluidas las publicaciones satíricas.