elnuevodiario.com.ni
  •   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Organización Mundial de la Salud, OMS, celebrará mañana, jueves, la segunda reunión internacional de expertos para tratar sobre el acceso y la financiación de vacunas contra el ébola, de las cuales tres experimentales están en ensayos clínicos.

El propósito de la reunión, que se hará por teleconferencia, es ofrecer a los especialistas información actualizada sobre los resultados preliminares de la primera fase de esos ensayos, en términos de seguridad y del tipo de respuesta inmunitaria que están mostrando los participantes.

Asimismo, se revisará la capacidad de producción de las vacunas y los planes de los fabricantes de ampliar sus datos sobre la seguridad de las mismas.

Otra cuestión central que los expertos abordarán serán los preparativos para el lanzamiento de la nueva fase de los ensayos, centrada en establecer la eficacia de las vacunas que previamente hayan demostrado ser seguras.

Estos ensayos se efectuarán en los tres países más afectados por la actual epidemia, Liberia, Sierra Leona y Guinea, donde se prevé la participación de decenas de miles de voluntarios.

Sendos ensayos clínicos empezaron en los últimos meses de 2014 en diversos países con la vacuna VSV-ZEBOV, desarrollada por la Agencia de Salud Pública de Canadá y cuyos derechos de patente han sido adquiridos recientemente por la farmacéutica Merck; y la ChAd-EBO, de la británica GSK.

A esas pruebas se ha sumado esta semana la de una tercera vacuna experimental de la farmacéutica Janssen, del grupo Johnson & Jonhson, que ha empezado a probarse en el Reino Unido con un grupo de 72 voluntarios.

Los ensayos con las dos vacunas anteriores involucran a más de 200 participantes en cada caso.

La vacuna de GSK se prueba en Estados Unidos, el Reino Unido, Mali y en Suiza, mientras que la VSV-ZEBOV se experimenta en personas en Alemania, Gabón, Kenia e igualmente en Suiza.

Los ensayos que se realizan en el último país, donde se encuentra la sede de la OMS, son en ambos casos los que involucran al mayor número de voluntarios.

El hospital cantonal de Ginebra, donde se prueba la vacuna VSV-ZEBOV, reanudó el ensayo esta semana, tras su suspensión el pasado 11 de diciembre debido a que diez pacientes -de los 59 que habían recibido la vacuna- se quejaron de dolores articulares días después de recibir la dosis.