•   Montevideo, Uruguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Varios ciudadanos "de a pie", ajenos al ámbito político, hicieron un llamamiento popular en las redes sociales para que el último acto como presidente de Uruguay de José Mujica, "el Pepe", el próximo 28 de febrero, se convierta en una multitudinaria despedida a modo de homenaje a su figura y gestión.

Por el momento, casi 5,000 personas aseguran en el evento, publicado en la plataforma Facebook, que asistirán al simbólico acto de arriado de la bandera uruguaya, que la plaza Independencia de Montevideo acogerá un día antes de que Tabaré Vázquez se convierta en sucesor de Mujica en la jefatura del Estado.

"Acompañemos al presidente en el momento en el que se realiza el arriado del Pabellón Nacional. Concurramos con banderas de Uruguay a la plaza Independencia ese día al atardecer", espeta el llamamiento.

En el acto, al que acuden multitud de representantes institucionales, se arría la bandera uruguaya que ondeó en la sede de la Presidencia bajo el mandato que va a finalizar y se le entrega simbólicamente al gobernante saliente por el batallón de la guardia presidencial.

Según dijo hoy a Efe Haydee García, una de los varios impulsores de dicha convocatoria a presenciar la ceremonia, se trata de "retribuir, agradecer y reconocer a quien ha estado muy cerca de la gente".

El popular y campechano Mujica, exguerrillero tupamaro que estuvo preso durante 14 años, antes y durante la dictadura militar del país (1973-1985), destacó en su mandato (2005-2010) por su estilo de vida austero, que adquirió fama internacional junto a sus mensajes contra el consumismo y varias leyes aprobadas, como la que autoriza el cultivo, la distribución y el comercio de la marihuana.

"Somos simples ciudadanos de a pie, no ocupamos cargos públicos ni políticos. Somos trabajadores, simples, con un perfil muy bajo y deseamos mantenerlo", añadió la portavoz de una cita que parte de la idea de "que es bueno" que un presidente saliente se "vaya" tan acompañado como "cuando asumió".

Y es que la llegada al poder de Mujica, el 1 de marzo de 2010, se convirtió en un caluroso saludo de miles de compatriotas que se agolparon en las calles de la capital uruguaya para avivar el paso del denominado "Pepemóvil" desde el Parlamento hasta la Presidencia, en la plaza Independencia, para recibir la banda presidencial del país.

Un día antes, el por entonces presidente saliente del país y ahora de nuevo entrante, Tabaré Vázquez, vio como unas 5.000 personas llegaban a la plaza montevideana y convertían la ceremonia de arriado de la bandera en un acto de homenaje a él mismo, que había sido el primer presidente de izquierdas en la historia del país.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus