elnuevodiario.com.ni
  •   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los tres hombres que aterrorizaron a Francia desde el atentado del miércoles contra el semanario Charlie Hebdo, hasta la toma de rehenes en el este de París, afirmaron actuar de manera coordinada y reivindicaron su pertenencia a Al Qaeda en el Yemen y al grupo Estado Islámico.

En una conversación con la televisión francesa BFMTV, horas antes del asalto, Chérif Kouachi, uno de los dos hermanos que murieron en el asalto de las fuerzas de seguridad, afirmaba cumplir una misión en Francia para Al Qaeda.

El pasado tumultuoso de Chérif y Said Kouachi, abandonados durante su infancia por sus padres de origen argelino, les valió la inscripción desde hace años en la lista negra de terroristas en EE.UU.

Chérif Kouachi, “un joven bastante clásico, que fumaba, bebía y ligaba con chicas”, según su abogado, nació en noviembre de 1982 en París y era un conocido de los servicios antiterroristas franceses desde que se radicalizó.

Reclutaba yihadistas

Chérif, de nacionalidad francesa y apodado Abou Issen, formaba parte de la denominada red de Buttes-Chaumont, que reclutaba yihadistas para la rama iraquí de Al Qaeda.

En 2005, cuando se disponía a viajar a Irak tras formarse en el mantenimiento de fusiles Kalashnikov, Chérif fue detenido y encarcelado. Finalmente, fue condenado a tres años de prisión.

Durante su estancia en la cárcel, de noviembre de 2005 a octubre de 2006, conoció a Djamal Beghal, una figura del islam radical en Francia, condenado a una pena de 10 años por preparar atentados. También conoció en prisión a Amedy Coulibaly.

En 2010, el nombre de Chérif aparecía en un proyecto de fuga de la cárcel de un islamista, Smain Ait Ali Belkacem, ex miembro del Grupo Islámico Argelino (GIA), condenado en 2002 a cadena perpetua por cometer un atentado que dejó 30 heridos en una parada de suburbano de París en octubre de 1995.

Por su parte, Said, nacido en septiembre de 1980 también en París, pasó más inadvertido. Sin embargo, frecuentó en Yemen un universidad fundamentalista antes de formarse en el mantenimiento de armas con Al Qaeda.

En 2013, participa con otros estudiantes extranjeros armados en la defensa del centro salafista de Dammaj, en el norte de Yemen, contra milicias chiitas.

Amedy Coulibaly

Amedy Coulibaly, autor de un tiroteo y de una toma de rehenes en París, adoptó una visión radical del islam en prisión. Antes de morir el viernes a manos de la Policía, se reivindicó como miembro del grupo Estado Islámico.

Este hombre menudo, de 32 años y cuyos padres son de origen malí, inició su trayectoria delictiva en 2000. Su primera condena, seguida de muchas otras, tuvo lugar en 2001 por robo.

La Policía continúa la búsqueda de una cuarta persona: Hayat Boumeddienne, de 26 años, quien fue presentada durante la investigación en el caso de evasión como la esposa de Coulibaly, ambos casados religiosamente pero no civilmente.