•   Zagreb  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La exministra de Asuntos Exteriores y conservadora Kolinda Grabar-Kitarovic se convirtió hoy en la primera mujer que ocupa la presidencia de Croacia, desde la cual desea impulsar la salida del país de la crisis económica así como defender los valores tradicionales del país balcánico.

La diplomática, de 46 años, ganó los comicios como candidata de consenso del principal partido de la oposición, la Unión Democrática Croata (HDZ), y otros siete partidos conservadores y de derechas.

Desde 2011, Grabar-Kitarovic era la secretaria general adjunta de la OTAN para asuntos de Relaciones Públicas, la primera mujer en ocupar el puesto.

Su campaña estuvo sustentada en la crítica al presidente en funciones Ivo Josipovic por no haber forzado al gobierno socialdemócrata a actuar de forma más eficaz contra la crisis.

"Croacia se encuentra en una profunda crisis económica y social. Sé, puedo y quiero dirigir a Croacia hacia una vida mejor", repetía la futura presidenta en su campaña, que sostuvo bajo el eslogan "Por una Croacia mejor".

Prometió forzar con su autoridad al gobierno socialdemócrata a dimitir en caso de no producir rápidos resultados económicos.

Además, Grabar-Kitarovic acusa a Josipovic y al gobierno de actuar de forma demasiado conciliadora frente a Serbia y la minoría serbia en Croacia.

En ese sentido, se presenta como una aliada de los veteranos de guerra croatas que protestan contra el Gobierno "no patriótico" y se oponen al intento de introducir el cirílico serbio como segunda grafía oficial en la ciudad de Vukovar, donde vive una importante minoría serbia.

Su agenda conservadora y nacionalista incluye la castración química de pederastas y la rehabilitación de generales que, debido a sus actividades políticas, fueron enviados al retiro en 2000.

Sus partidarios destacan su fuerte voluntad, patriotismo y una carrera intachable, mientras que sus críticos la consideran una ambiciosa burócrata carente de ideas propias.

Nacida en 1968 en una aldea cerca de Rijeka, Grabar-Kitarovic suele destacar que es "una mujer de pueblo", "una niña de la naturaleza" y una católica practicante.

De joven pasó un tiempo en Estados Unidos, donde cursó el cuarto grado de la escuela secundaria en Los Alamos, Nueva México, en el marco de un programa de intercambio internacional, lo que explica su excelente nivel de inglés.

En la Facultad de Filosofía y Letras de Zagreb estudió inglés y español, obtuvo un posgraduado en Relaciones Internacionales en la Facultad de Ciencias Políticas de Zagreb y completó un curso de un año en la Academia Diplomática de Viena.

En 2003, con apenas 35 años de edad, fue nombrada ministra de Integraciones Europeas, y entre 2005 y 2008 se hizo cargo del Ministerio de Exteriores.

Durante su mandato, Croacia inició las negociaciones de acceso a la UE (2005), y tras abandonar el Gobierno fue embajadora del país en Estados Unidos entre 2008 y 2011.

Grabar-Kitarovic está casada, tiene dos hijos y afirma que "obtiene sus fuerzas en los éxitos conjuntos de su familia".

En la campaña electoral declaró que su esposo no trabaja, sino que se dedica a la familia.