•  |
  •  |
  • AFP

Dos aspirantes hondureños de cara a las elecciones generales del 2009, pretenden retirar al país de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Mauricio Villeda, del oficialista Partido Liberal (derecha) que ganó las elecciones internas al presidente del Congreso, Roberto Micheletti, con el 52% contra 27% de los votos, sostiene que el país centroamericano ya tiene una infraestructura definida hacia Estados Unidos".

En tanto, Porfirio Lobo, también de derecha y un gran productor agrícola que perdió las elecciones ante el actual presidente Manuel Zelaya en 2005, refiere que "el amigo de Honduras es Estados Unidos".

Posiblemente Villeda cederá la candidatura al actual vicepresidente hondureño, Elvin Santos, quien lo incluyó a última hora en la papeleta electoral en su lugar, luego de que el Tribunal Supremo Electoral se negará a registrarlo aduciendo una prohibición constitucional.

Villeda es un prestigiado abogado de 60 años y Santos es un acaudalado ingeniero de 45 años, propietario, junto a su padre, de un emporio de la construcción y de bienes raíces.

ALBA un peligro para Honduras
El partido de Lobo ha catalogado la participación en el ALBA a iniciativa de Zelaya como "un peligro" para Honduras.

Villeda o Santos, Lobo y otros candidatos de partidos minoritarios se enfrentarán en las elecciones generales del penúltimo domingo de noviembre de 2009.

En los comicios generales participarán también los partidos Unificación Democrática (izquierda), Democracia Cristiana y Partido de Innovación Nacional (socialdemócrata).

El 28 de agosto Zelaya firmó la adhesión de Honduras al ALBA, en medio de rechazos de Consejo Hondureño de la Empresa Privada y del partido presidido por Lobo.

La firma se llevó a cabo con la presencia de los presidentes Chávez, Evo Morales (Bolivia) y Daniel Ortega (Nicaragua) y del vicepresidente cubano, Carlos Lage.

30 millones para producción agrícola
Tras la adhesión al ALBA, Honduras ha recibido 30 millones de dólares para financiar la producción agrícola y recibirá una donación de 100 tractores de parte de Venezuela, entre otros beneficios en programas de salud, educación y asistencia en tecnología, sobre todo para realizar exploraciones de petróleo.