•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP y EFE

La “dama de blanco” cubana, Haydée Gallardo, agradeció ayer al presidente Barack Obama la liberación de ella y de su marido como parte de los históricos acuerdos entre Cuba y Estados Unidos, pero afirmó que tras salir de prisión no ve “ninguna mejoría” en la isla.

“Quiero agradecerle al gobierno de Estados Unidos que haya hecho este trato y que haya obligado a los Castro a nuestra liberación”, dijo a la AFP esta mujer de 51 años, excarcelada el jueves tras ocho meses en prisión.

Gallardo y su marido Angel Figueredo forman parte de los 53 presos políticos liberados en Cuba la última semana como parte de los acuerdos entre Obama y el presidente Raúl Castro, anunciados el 17 de diciembre, cuando ambos decidieron dar pasos para restablecer relaciones diplomáticas tras 53 años de ruptura.

En su modesto apartamento en Marianao, suroeste de La Habana, Gallardo habló con voz pausada, como conteniendo las emociones vividas desde su liberación, rodeada de sus dos hijos y su pequeña nieta.

Con reservas

La disidencia cubana acogió con reservas la aproximación entre Cuba y Estados Unidos, anunciada por Castro y Obama.

“Yo no veo ningún cambio, ninguna mejoría, veo las cosas peores”, señaló Gallardo.

La mujer no olvida el momento en que pudo volver a abrazar a sus seres queridos: “Cuando me encontré con mis hijos fue una gloria. Un rato más tarde llegó mi esposo (...) Es una cosa que una madre, una esposa, siente en ese momento, que lo más desea es abrazar a sus hijos, besarlos, disfrutar de eso que uno les dio la vida”.

Ella y Figueredo, 53 años, fueron detenidos en mayo pasado tras una trifulca con vecinos partidarios del gobierno comunista, que los “acosaban” por sus actividades opositoras.

La pareja, casada hace 38 años, fue acusada de “desorden público”. La Fiscalía solicitó dos años y seis meses de prisión para la mujer, que al momento de su liberación esperaba juicio.

“La convicción”

El grupo opositor “damas de blanco” nació luego de la detención y condena de 75 disidentes a largas penas de prisión, en la “primavera negra” de 2003.

Madres, esposas e hijas de esos presos formaron esta agrupación que cada domingo, tras asistir a misa, realizan una caminata silenciosa por la Quinta Avenida de Miramar en La Habana, todas vestidas de blanco, con gladiolos rosados en sus manos. Recibieron el Premio Sajarov a la libertad de pensamiento en 2005 otorgado por el Parlamento Europeo y muchas emigraron después de la excarcelación de sus parientes en 2010 y 2011, tras una mediación de la Iglesia Católica y España.

Angel Figueredo dijo que su actividad opositora va dirigida a “apoyar a los derechos humanos y a las damas de blanco” y que tras salir de prisión “la idea sigue siendo la misma, ahora más fuerte”.

El documento oficial que recibió Gallardo dice “libertad inmediata”, pero el de Figueredo señala “libertad condicional”, por lo que él puede “volver a prisión cuando ellos quieran”, recalcó.

No ve beneficio

Por su parte, la líder de las damas de blanco, Berta Soler, dijo que “el acercamiento no es buena noticia, es una forma de dar oxígeno al gobierno cubano”.

“No vemos la relación por el momento entre el anuncio de los dos países y un beneficio para el pueblo cubano”, agregó.

Menéndez ve "falacias"

REACCIÓN • El senador demócrata Robert Menéndez, uno de los legisladores estadounidenses más críticos con Cuba, calificó ayer de “falacia” que “el régimen cubano vaya a cambiar” a la luz del acuerdo de acercamiento alcanzado con Estados Unidos, y aseguró que este solo logrará “perpetuarlo”.

“Es una falacia que el régimen cubano vaya a cambiar por el hecho de que el presidente de Estados Unidos les extienda su mano. (...) Es un premio que el régimen de los Castro no merece y que además va a perpetuarlo”, afirmó el senador en una intervención ante el pleno de la cámara alta.

Menéndez apuntó que la lista de los 53 presos políticos liberados por Cuba, cuyo contenido se dio a conocer este lunes, “no significa que ya no haya ningún preso político” en la isla.

“Grupos de derechos humanos han afirmado, antes del discurso del presidente en diciembre, que había más de 100 presos políticos de larga estadía en el país. Y que hubo 8,900, para ser exactos 8,889, detenciones políticas en Cuba el año pasado, un número impresionante”, agregó el legislador.

“En resumen, mientras que 53 presos políticos han salido de la cárcel, el mismo carcelero corrupto sigue gobernando el país”, puntualizó.

El documento oficial que recibió Haydée Gallardo dice “libertad inmediata”, pero el de su esposo indica “libertad condicional”.

"En resumen, mientras que 53 presos políticos han salido de la cárcel, el mismo carcelero corrupto sigue gobernando el país”. Robert Menéndez, senador demócrata