elnuevodiario.com.ni
  •   Paris, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

París cuenta desde este miércoles con una sala de conciertos, la Filarmónica, destinada a rivalizar con las salas más importantes del mundo, una semana después de los atentados que sacudieron al país.

El presidente François Hollande inauguró la sala, una atrevida creación del arquitecto Jean Nouvel situada en el Parque de la Villette, en el noreste de París, con un homenaje a la cultura, "siempre amenazada".

"Es la cultura lo que los terroristas querían atacar", lanzó el jefe de Estado, que elogió un proyecto "excepcional", un "acontecimiento como no ha vivido París en un cuarto de siglo", desde que se inauguró la Ópera Bastilla (1989).

"Charlie Hebdo vive y vivirá" afirmó solemnemente Hollande, en referencia al semanario satírico que volvió a los kioscos este miércoles, tras el atentado que se cobró doce víctimas y diezmó a su redacción, protagonizado por dos yihadistas.

Hollande fue ovacionado por el público al entrar en la sala, que cuenta con 2,400 butacas.

El concierto fue dedicado a las víctimas del atentado. Paralelamente al ataque de Charlie Hebdo, otro yihadista francés mató a una policía y al día siguiente mató a cuatro judíos durante un secuestro.

Nouvel ausente

La inauguración se vio sin embargo ensombrecida por la ausencia del arquitecto Nouvel, que criticó una apertura "prematura" y lo que él calificó de "desprecio" durante la construcción de la obra, que sufrió retrasos desde su lanzamiento en 2006.

El acceso a la sala se hizo bajo grandes medidas de seguridad.

Los detalles de la construcción

El interior de la Filarmónica es una muestra de las más modernas concepciones de la acústica musical, con balcones suspendidos que permiten una mejor circulación del sonido. La forma cóncava permite acercar a los espectadores de la orquesta.

La construcción de la sala costó 386 millones de euros, en lugar de los 200 millones presupuestados cuando empezaron las obras, en 2006.

Dos orquestas residentes y tres formaciones asociadas tendrán su sede en la Filarmónica, que cuenta con seis salas de ensayo, 10 estudios, un café, un restaurante, talleres y un espacio de exposición.