•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El problema de la violencia en los países del norte de Centroamérica y la gran cantidad de niños que emigran a Estados Unidos, son dos de las principales preocupaciones expresadas por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en su visita a Honduras, donde también mostró su satisfacción por el acuerdo tripartito de desarrollo del Golfo de Fonseca.

Tras una reunión que celebró con el mandatario Juan Orlando Hernández en la Casa Presidencial, Ban Ki-moon afirmó que la ONU “ha visto con gran preocupación la situación de inseguridad en Honduras y de los países vecinos, y el impacto que el tráfico de drogas y el crimen organizado ha tenido” en la región.

Al respecto, subrayó que ha “escuchado sobre las medidas que ha tomado el Gobierno para poder mejorar esta situación” y se mostró complacido, porque la tasa de homicidios en Honduras se ha reducido en un 20 por ciento en el último año.

“Hemos hablado sobre el impacto de la violencia y la situación de los derechos humanos, esto es muy importante en cuanto al respeto al derecho a la vida”, dijo Ban Ki-moon.

Niños migrantes

Además, exhortó al Gobierno de Honduras para que “trabaje con las Naciones Unidas para poder garantizar la protección de los derechos humanos” y anunció la apertura de una oficina en Tegucigalpa del comisionado de Derechos Humanos del organismo mundial.

En materia de seguridad, Ban Ki-moon dijo que continúa “un tanto preocupado por el problema de los niños migrantes no acompañados de Centroamérica”, que viajan a Estados Unidos en busca de familiares.

Añadió que se ha estado trabajando para poder solventar la situación de los niños migrantes en línea con los derechos humanos.

El Golfo de Fonseca

El presidente Hernández dijo que está “muy contento” porque Ban Ki-moon conoce el acuerdo que firmaron los presidentes de El Salvador, Nicaragua y Honduras para que “el Golfo de Fonseca (en el océano Pacífico) sea un lugar de encuentro de desarrollo para nuestros pueblos”.

“Eso para nosotros es muy importante que Naciones Unidas lo conozca y que pueda participar en lo que pueda ser una ruta de beneficio para los tres países”, subrayó Hernández.

“Eso (el acuerdo de desarrollo del Golfo de Fonseca) para nosotros es muy importante que Naciones Unidas lo conozca”. Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras.