•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La policía belga llevó a cabo este jueves una amplia operación antiterrorista contra un grupo compuesto por personas que regresaron de Siria y que estaban “por cometer atentados de envergadura” de manera “inminente”, con un saldo de dos sospechosos muertos.

La fiscalía federal confirmó la muerte de dos de los sospechosos en una operación policial que se llevó a cabo en Verviers (120 kilómetros al este de Bruselas).

La policía continúa con allanamientos en Bruselas y sus alrededores, a una semana de los ataques de París que dejaron 17 muertos.

“Este grupo, compuesto por una decena de personas, algunas de las cuales regresaban de Siria, estaba a punto de lanzar atentados de envergadura en Bélgica”, indicó Eric Van der Sijpt, magistrado de la fiscalía federal belga, en una conferencia de prensa.

No hay vínculos

Van der Sijpt añadió que por el momento no hay «ningún vínculo» con los atentados de París».

La fiscalía indicó que una persona fue detenida y que también procedió a una decena de allanamientos. Según la prensa belga la policía estaría a la búsqueda de sospechosos que se dieron a la fuga, lo que no quiso ser confirmardo.

En la operación de la localidad de Verviers (este de Bélgica), que comenzó hacia las 18:00 (17:00 GMT) los sospechosos “abrieron inmediatamente fuego, durante varios minutos, con armas de guerra de tipo kalashnikov”, precisó Thierry Werts, portavoz de la fiscalía federal.

Elevan alerta

Werts añadió que «la amenaza era contra los servicios de policía». El nivel de alerta fue elevado a 3, en una escala de 4, para las comisarías y los tribunales belgas.

La exministra de Interior, Laurette Onkelinx, declaró a la RTBF que “se evitó un baño de sangre”. La operación de Verviers fue contra una expanadería del centro de esta ciudad.

Según testigos, varios disparos y detonaciones se escucharon en el centro de la ciudad, en el barrio de la estación de trenes. La zona fue cerrada a la circulación por la policía.