•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

México tendrá que ofrecer las cifras de refugiados originarios de Guatemala, El Salvador y Honduras que hayan llegado a ese país motivados por la violencia existente en sus lugares de origen, instó ayer al Gobierno el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI).

A través de un comunicado, este organismo explicó que ordenó a la Coordinación General de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) que entregue una versión pública de los motivos por los cuales se reconoció como refugiados a personas originarias de Guatemala, El Salvador y Honduras ante el temor fundado de ser perseguidos por las maras, pandillas o los cárteles en su país.

La omisión

La petición se realiza luego de que una persona particular haya solicitado con anterioridad estos datos a la Comar y esta haya proporcionado solo las estadísticas sobre aquellos que solicitaron la condición de refugiado, desglosadas por país de origen, sexo y edad, omitiendo informar sobre el número de solicitudes que fueron motivadas por el temor fundado de ser perseguidos.

En su defensa, la Comar manifestó no contar con datos estadísticos que fueron motivo de la solicitud y destacó que la única manera de obtenerlos era mediante la revisión de cada uno de los expedientes, que no se podían proporcionar porque contenían información clasificada como confidencial.

Relevancia

Tras el estudio de esta defensa, se definió que en las resoluciones de reconocimiento de condición de refugiados se precisa el motivo por el cual se solicitó la condición de refugiado, los cuales son de naturaleza pública “susceptible de entregarse por parte de la Comar”.

“El acceso a la información sobre este tema es relevante, ya que permite comprender las razones que motivan la salida de las personas de su país, identificando la potencial existencia de requisitos para su protección, tal como lo es el reconocimiento de la condición de refugiado”, explicó el comunicado.
México representa parte del recorrido que los centroamericanos hacen por tierra para llegar hasta a Estados Unidos.

Sin embargo, la presencia de los carteles del narcotráfico representan un peligro para los migrantes centroamericanos, que al ser detenidos por el crimen organizado son asesinados o explotados sexual y laboralmente, de acuerdo con diversos informes.

Habitantes de Honduras, El Salvador y Guatemala huyen de sus países a causa de la violencia.