•   Mosul, Irak  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El grupo yihadista Estado Islámico, EI, ejecutó ayer a cuatro ciudadanos, dos de los cuales fueron arrojados desde un edificio de gran altura, en el centro de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak.

Las Brigadas de Liberación de Nínive, opositoras al EI, criticaron mediante un comunicado que se trata de “crímenes atroces” cometidos por los extremistas.

Varias imágenes difundidas en internet muestran el momento en el que los dos hombres son lanzados al vacío desde la sede de la Compañía Nacional de Seguros.

Se ignoran las acusaciones que pesaban contra estas personas, mientras que los otros dos ejecutados, muertos a disparos, fueron condenados por robar.

También en Irak, el EI degolló ayer a uno de sus cabecillas, Abu Saad al Yaburi, y a cuatro de sus asistentes por haber sacado a sus familias de la zona, en claro desacato a la cúpula de esa formación extremista en la zona de Al Mahdadiya, 120 kilómetros al noreste de Bagdad.

[Leer también: Un video del EI muestra a un niño ejecutando a dos “agentes rusos”]

El EI les acusó de intentona golpista contra el liderazgo del grupo en esa zona, algo que preocupaba a los miembros extranjeros de la formación.

Irak vive desde el pasado junio una cruenta lucha contra el EI, que ha proclamado un califato en zonas de ese país y de Siria bajo su control.

BOMBARDEOS CONTINÚAN

Por otro lado, el jefe financiero local del EI, Rashid al Mutlak, y tres de sus acompañantes murieron ayer en la madrugada en bombardeos de la coalición internacional contra sus vehículos, al sur de Mosul.

El jefe del comité de seguridad de la provincia de Nínive, Mohamed al Bayati, dijo a Efe que los aviones alcanzaron el vehículo en el que viajaban esos miembros del EI cerca del pueblo Al Imam.

Según datos del Gobierno iraquí, más de 15,000 personas murieron y otras 22,000 resultaron heridas a causa de los ataques terroristas y otros actos de violencia en el país en 2014.