• Buenos Aires, Argentina |
  • |
  • |
  • AFP

Argentina despertó este lunes conmocionada por la muerte de Alberto Nisman, el fiscal que acusó a la presidenta Cristina Kirchner de "encubrir" a Irán en la causa por el atentado de 1994 contra la mutual judía AMIA en Buenos Aires.

La muerte de Nisman, encontrado ayer domingo junto a un arma en su apartamento, parece un "suicidio", dijo el secretario de Seguridad Sergio Berni, poco después de que la fiscal que lleva el caso pidiera "prudencia".

La muerte de Nisman fue anunciada la madrugada de este lunes, día en el que Nisman debía comparecer ante el Congreso para explicar su denuncia contra la Presidenta Kirchner y su canciller Héctor Timerman.

"La muerte de Nisman no tiene de normal absolutamente nada", dijo el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández.

El fiscal Nisman, de 51 años, acusó el miércoles a Kirchner, Timerman y otros funcionarios de haber tramado una "maniobra" para "encubrir" a Irán por su supuesta implicación en el atentado contra la AMIA que dejó 85 muertos y 300 heridos en 1994.

Ese día, Fernández, en nombre del Gobierno de Kirchner consideró la denuncia "ridícula".

"El fiscal Nisman ha fallecido. No podemos adelantar pronóstico de la causa de muerte", declaró la fiscal Viviana Fein frente al lujoso edificio del fiscal, en el barrio de Puerto Madero de Buenos Aires.

"Puedo confirmar que fue hallada un arma calibre 22. [La muerte] fue por un disparo de arma de fuego", agregó.

Fein confirmó que el fiscal fue hallado por su madre, tras ser contactada por los custodios personales del fiscal -10 agentes de la policía en total- quienes alertaron a la familia ante su falta de respuesta a los insistentes llamados telefónicos el domingo.

El cuerpo del fiscal se encuentra en la morgue para establecer las causas de su muerte.

Nisman había sido designado en 2004 por Néstor Kirchner como fiscal especial para la causa AMIA, un año después de que un juicio fuera anulado por irregularidades en la investigación.