•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos y Cuba cerraron este miércoles una “productiva” y “constructiva” discusión sobre temas migratorios, en el primer día de unas históricas conversaciones en La Habana para preparar el restablecimiento de relaciones diplomáticas después de medio siglo.

“La naturaleza productiva y colaborativa de la discusión de hoy (ayer) prueba que, pese a las claras diferencias que persisten entre nuestros países, Estados Unidos y Cuba pueden encontrar oportunidades para avanzar en nuestros intereses mutuamente compartidos”, dijo a la prensa Alex Lee, jefe de la delegación norteamericana en el diálogo migratorio, el primero tras la reconciliación entre ambos países, anunciada el 17 de diciembre.

Por su parte, la jefa de la delegación cubana, Josefina Vidal, saludó el “constructivo” diálogo migratorio efectuado la víspera de una reunión dedicada al restablecimiento de las relaciones diplomáticas, pero criticó que Estados Unidos mantenga la Ley de Ajuste Cubano de 1966 y la política de pies secos/pies mojados para los emigrantes ilegales de la isla.

“La parte cubana enfatizó que, a pesar de las medidas tomadas, medidas eficaces, eficientes, tomadas por los servicios de ambos países, la persistencia de la política de pies secos/pies mojados y la Ley de Ajuste Cubano, contradicen la letra y el espíritu de los acuerdos migratorios”, dijo Vidal.

Mantendrán leyes

Lee dijo que Washington mantendrá la Ley de Ajuste, que concede a los cubanos privilegios que no tiene ningún otro inmigrante en Estados Unidos, así como la política de pies secos/pies mojados, aplicada en los últimos 20 años, que permite a los cubanos ilegales que pisan territorio estadounidense quedarse legalmente en ese país, pero aquellos capturados en el mar son devueltos a la isla.

“Explicamos al gobierno de Cuba que mi gobierno está completamente comprometido con el respeto de la Ley de Ajuste Cubano” y con la política de pies secos/pies mojados, dijo Lee.

Vidal afirmó además, que Washington sigue estimulando la deserción de médicos cubanos que cumplen misiones en terceros países, lo que calificó como un “robo de cerebros”.

“Señalamos que (eso) no se corresponde con el contexto bilateral actual de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos”, expresó.

 

La apertura de relaciones diplomáticas

DIPLOMACIA. • Las delegaciones de Estados Unidos y Cuba abordarán hoy el restablecimiento de relaciones, con la participación de la subsecretaria de Estado para el hemisferio occidental, Roberta Jacobson, quien llegó este miércoles a la isla, convirtiéndose en el funcionario estadounidense de mayor rango que visita Cuba en 35 años.

Estas conversaciones a puertas cerradas se desarrollan en el Palacio de Convenciones de La Habana, cinco semanas después de la histórica reconciliación anunciada por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro.

Ambas partes deben fijar la hoja de ruta para la normalización de relaciones y la reapertura de embajadas, con el fin de sepultar el último resabio de la Guerra Fría en América.

El anterior alto funcionario estadounidense que visitó la isla comunista en 1980 fue el subsecretario de Estado Peter Tarnoff, quien habló entonces con Fidel Castro, ahora de 88 años y retirado del mando desde 2006, quien ha sido el gran ausente de la histórica reconciliación entre ambos países.

Dos temas preocupan particularmente a La Habana: el embargo económico y la permanencia de Cuba en la lista estadounidense de países que patrocinan el terrorismo, lo que priva a la isla de créditos internacionales.

Washington dijo que la revisión de la lista “está en proceso” y que Cuba podría ser retirada antes de la reapertura de embajadas cerradas en 1961, tras romper relaciones diplomáticas.

En cambio el embargo sólo puede ser levantado por el Congreso, dominado por la oposición republicana, lo que puede complicar los esfuerzos del demócrata Obama.