•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EL PAIS

La investigación sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman, hallado en el baño de su casa con un disparo en la cabeza cuatro días después de que denunciara a la presidenta de Argentina, continúa en varios frentes. Los investigadores han descubierto pisadas y una huella digital en un pasadizo que comunica el apartamento de Nisman con otra vivienda habitada por un ciudadano extranjero, según informó la agencia DyN.

Dado que en el pasillo hay aparatos de aire acondicionado, los investigadores tratan de averiguar si las huellas pertenecen a algún técnico de reparación o a otra persona.

Por otra parte, Walter, el cerrajero al que llamaron la madre de Nisman y sus guardaespaldas para acceder al domicilio del fiscal informó ante un grupo de periodistas, tras prestar declaración ante la Justicia, que le resultó muy fácil abrir la puerta de servicio: “La (puerta) del servicio estaba sin cerrarse. Simplemente empujé la llave y entré en dos minutos”.

--¿Pero solo la podía abrir un cerrajero? le preguntó un periodista.

--No, cualquiera.

--¿O sea, que una persona pudo haber salido por esa puerta y cerrarla desde afuera, simplemente?

--Eso, imagínenselo ustedes.

Estrecho desfiladero

Los diarios argentinos recogen la revelación de la agencia DyN acerca del tercer acceso al apartamento de Nisman (además de la puerta principal y una puerta de servicio). Se trata, según esa información que citan Clarín y La Nación, de un pasadizo que conecta el piso del fiscal con otro “habitado por un ciudadano extranjero, que no es de origen iraní,”.

“El pasillo es un estrecho desfiladero; los equipos de aire acondicionado están situados contra una larga pared y hay sobre el lado opuesto una suerte de barral de protección, por el que se desplazan --por ejemplo-- los técnicos que son convocados a reparar los equipos de refrigeración”, informa La Nación.

En ese pasadizo, los investigadores detectaron una pisada de apariencia reciente en el piso, y sobre el “barral de protección” una huella digital.

Ministro llegó primero

La diputada opositora Patricia Bullrich, titular de la Comisión de Legislación Penal, anunció que convocará al secretario de Seguridad, Sergio Berni, para que explique por qué llegó al lugar antes que los investigadores judiciales.

Por su parte, Berni, número dos de la ministra de Seguridad del Ejecutivo de Fernández, María Cecilia Rodríguez, declaró que la discusión sobre su presencia es política y no judicial, defendiendo su presencia en el lugar con el argumento de “asegurar que todo se hacía con la mayor transparencia”.

Pero hay otra incógnita en el caso, que tiene que ver con la pistola. El arma encontrada se la pidió el sábado Alberto Nisman a un empleado externo de la fiscalía, Diego Lagomarsino, quien se presentó a declarar de forma voluntaria. Lagomarsino, un técnico en informática y electrónica, declaró que Nisman se la había pedido para defenderse por si le pasaba algo. La cuestión es que Nisman tenía dos armas registradas a su nombre. ¿Por qué pidió una prestada?