elnuevodiario.com.ni
  •   Montevideo, Uruguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El futuro Gobierno del presidente electo de Uruguay, Tabaré Vázquez, que asumirá el cargo el próximo 1 de marzo, se guiará por el principio de "austeridad" en el manejo fiscal como uno de los principios básicos de su política económica.

"Tenemos que mirar con mucha cautela el futuro económico. Durante el próximo gobierno vamos a pasar de la impaciencia táctica a la cautela estratégica en esta materia", manifestó Vázquez en declaraciones que publica hoy el semanario Búsqueda.

El pasado 20 de enero, Vázquez anunció su intención de recortar la publicidad de las empresas estatales sin competidores en el mercado local para reducir los gastos superfluos de estas entidades, informó la prensa local.

Por otro lado, todos los viajes oficiales que se hagan en cada una de los ministerios deberán ser aprobados con anterioridad por la Presidencia de la República.

También en materia económica, el futuro mandatario, que ya gobernó entre 2005 y 2010, indicó que uno de los primeros proyectos de ley que enviará al Parlamento planteará la separación del aguinaldo del salario, de modo que el Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas (IRPF) no se sume en los descuentos.

El Fondo Monetario Internacional, FMI, consideró el pasado diciembre que la próxima administración debería manejarse con un déficit fiscal de 2,5 % del PIB en promedio.