•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los anuncios económicos hechos el miércoles por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, entre los que destacan modificaciones en el sistema de control de cambio, dejan más dudas sobre el funcionamiento de la economía del país, mientras la oposición asegura que se trata de una devaluación “disfrazada”.

En su discurso sobre su balance de gestión de 2014 el presidente anunció que se unificarán dos de los tres tipos de cambio de divisas y no explicó en qué se diferenciaría este sistema del actual, igualmente adelantó que se atenderían tres mercados con tres mecanismos diferentes.

Señaló, además, que el último de esos mecanismos funcionará vía bolsas públicas y privadas para hacer frente al mercado paralelo ilegal de divisas, donde el dólar se cotiza actualmente a más de 170 bolívares.

Dejó claro que el tipo de cambio más bajo, a 6.30 bolívares por dólar, permanecerá para cubrir las “necesidades alimentarias y de salud”, mientras que el Sistema Cambiario de Administración de Divisas, Sicad, del que existe una versión 1 a un cambio de 12 bolívares y una versión 2 a 50 bolívares, se unificará.

Planificación

Ayer, el vicepresidente de Planificación de Venezuela, Ricardo Menéndez, dijo que con la unificación de los dos sistemas cambiaros existirá la posibilidad de hacer una “planificación del aparato productivo” y que las empresas que producen “sanamente” estarán protegidas para hacer su programación “a lo largo de todo el año”.

Hasta el momento, ningún vocero del Gobierno ha señalado que los anuncios impliquen una devaluación de la moneda, aunque ayer Maduro dijo que las explicaciones detalladas de estos cambios las darán los ministros del área económica próximamente.

El dirigente opositor y dos veces candidato presidencial venezolano Henrique Capriles dijo hoy que los anuncios hechos por Maduro, implican una devaluación “disfrazada” al unificar dos de los tres tipos de cambio de divisas.