AFP
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La cuestionada secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Argentina, Romina Picolotti, una férrea opositora a la fábrica uruguaya de pasta de celulosa Botnia instalada a la vera de un río fronterizo, renunció según una fuenta de la institución.

La ex funcionaria, de 36 años, es experta en derecho ambiental y comenzó a tener exposición pública y mediática por su apoyo a los ambientalistas que se oponen a la planta ubicada en la orilla oriental del río Uruguay.

Picolotti llegó a la función pública durante la gestión de Néstor Kirchner entre 2003 y 2007, de la mano del entonces jefe de Gabinete, Alberto Fernández, pero luego que éste dimitió en julio pasado quedó sin apoyo en el gobierno por denuncias de supuesta corrupción en el manejo de la secretaría.

La secretaría de Medio Ambiente depende del jefe del gabinete de ministros y reporta directamente a la Presidencia. Picolotti recibió en Noruega, poco antes de asumir, el prestigioso premio Sofía por su lucha en favor del cuidado del medio ambiente y el respeto a los derechos humanos.

Representó Argentina ante Tribunal de La Haya

La ex funcionaria integró asimismo el equipo que representó a Argentina ante el Tribunal Internacional de La Haya, adonde se dirime el diferendo entre Buenos Aires y Montevideo por la planta de pasta de celulosa.

Argentina denunció a Uruguay ante el tribunal mundial por incumplimiento de un tratado bilateral por la instalación de la fábrica, que Buenos Aires estima dañará el ambiente y contaminará las aguas de un río compartido.

Recientemente, la presidenta Cristina Kirchner vetó una ley para preservar los glaciares, que había sido impulsada desde la secretaría de Ambiente.

Organizaciones ambientalistas criticaron la decisión presidencial y denunciaron que el Gobierno pretende otra norma que posibilite la explotación minera en la zona de glaciares andinos. El gobierno anunció que Picolotti será reemplazada por el abogado Homero Bibiloni.