•   Tokio  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno japonés afirmó en la noche del sábado que estaba analizando un vídeo difundido por internet que anuncia la ejecución de uno de los dos japoneses secuestrados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

"Imágenes que muestran [al primer rehén] Kenji Goto sujetando una foto de Haruna Yukawa [el segundo rehén], aparentemente asesinado, se difundieron en internet (...), estamos reuniendo las informaciones correspondientes", declaró el portavoz del gobierno, Yoshihide Suga, en una conferencia de prensa, poco después de medianoche.

Según este vídeo, los yihadistas mataron a Yukawa. El ministro de Defensa, Gen Nakatani, indicó, sin embargo, que las imágenes aún están siendo analizadas.

"Los servicios de inteligencia trabajan para autentificar este vídeo", añadió en un comunicado el portavoz adjunto del Consejo Norteamericano de Seguridad Nacional (NSC), Patrick Ventrell, que recordó "el pleno apoyo de Estados Unidos con Japón".

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, denunció este sábado acciones inadmisibles, tras una reunión de emergencia, y prometió una respuesta firme.

"Seguiremos luchando contra el terrorismo, junto a la comunidad internacional", declaró en Tokio, volviendo a pedir la liberación inmediata de los demás rehenes en manos del EI.

La autenticidad de este nuevo video es objeto de dudas. Según un experto de la cadena pública NHK y otros especialistas, presenta diversas anomalías, como una puesta en escena diferente de lo habitual, la ausencia de logo del grupo Estado Islámico y ninguna referencia religiosa.

Algunos internautas seguidores de los yihadistas también discutieron la autenticidad de las imágenes.

La difusión del vídeo se produjo cerca de 36 horas después de que expirara el ultimátum de 72 horas que estableció el martes el EI, que amenazaba con ejecutar a los dos japoneses si no recibía un rescate de 200 millones de dólares.

Abe llamó el sábado al rey Abdalá II de Jordania para pedirle su ayuda, según un comunicado oficial.

- Relaciones turcas, experiencia francesa -

El gobierno, que recibe muchas presiones de dirigentes extranjeros para no ceder, reafirmó su intención de cooperar con la comunidad internacional en la lucha contra los islamistas, aunque solo puede brindar apoyo no militar, ya que su Constitución prohíbe que Japón pase a la ofensiva.

"No descartamos ninguna hipótesis, reunimos y controlamos todas las informaciones", declaró el viernes Yasuhide Nakayama, un asesor del ministro de Relaciones Exteriores que viajó a Jordania para gestionar la situación en la zona. "Mi misión es que regresen los dos hombres, no renunciaré", agregó.

Especialistas del islam y varios medios insisten en el papel clave que podría desempeñar Turquía, y quizá Francia, que consiguió la liberación de cuatro periodistas secuestrados por el EI el año pasado.

"El primer ministro Abe visitó en varias ocasiones Turquía, por supuesto por motivos sobre todo económicos relacionados con la energía nuclear, pero ese país, que tiene una frontera con Siria y es un punto de paso, puede ser un intermediario importante", explica el profesor Masanori Naito, de la Universidad Doshisha.

El jefe de la diplomacia japonesa, Fumio Kishida, pidió la colaboración de Francia, así como de varias naciones.