•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente Barack Obama condenó fuertemente ayer sábado el asesinato de un rehén japonés por el grupo Estado Islámico, EI, aunque la ejecución no ha podido ser confirmada en forma independiente.

“Estados Unidos condena fuertemente el brutal asesinato del ciudadano japonés Haruna Yukawa por ese grupo terrorista”, señaló Obama en un comunicado refiriéndose a la organización yihadista.

Tokio afirmó previamente que analiza un vídeo difundido en internet que anuncia la ejecución de Haruna Yukawa, uno de los dos rehenes japoneses que el grupo EI amenazaba con matar. El otro rehén nipón en manos de los extremistas es Kenji Goto.

La difusión del vídeo se produjo cerca de 36 horas después que expirara el ultimátum de 72 horas establecido el martes por el EI, que amenazaba con ejecutar a los dos japoneses si no recibía un rescate de 200 millones de dólares.

“Renovamos nuestro llamado para que se libere inmediatamente a Kenji Goto y a todos los otros rehenes”, añade el comunicado de la Casa Blanca, que agrega que Estados Unidos continuará trabajando junto con su aliado japonés y aplaude su esfuerzo por contribuir a la pacificación y el desarrollo de Medio Oriente.