elnuevodiario.com.ni
  •   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los separatistas prorrusos anunciaron hoy sus planes de crear una sola línea frente para combatir a las fuerzas gubernamentales en el Este de Ucrania, donde los rebeldes lanzaron el viernes una nueva ofensiva.

"Los combates continúan. Ahora, estamos intentando enlazar con la república popular de Lugansk para crear un frente unificado", dijo Alexandr Zajárchenko, líder de la autoproclamada región popular de Donetsk, citado por medios rusos.

De esta forma, agregó, "enderezaríamos la línea de frente y liberaríamos, como mínimo, una brigada".

Los separatistas justifican sus planes, que Kiev considera una flagrante violación de los acuerdos de paz de Minsk, con la necesidad de alejar la artillería gubernamental de sus principales plazas fuertes.

"Sí, hay que atacar para que no bombardeen (la ciudad de) Górlovka. Los ataques contra Górlovka prosiguen. Yo he visto con mis propios ojos las naves industriales destruidas", dijo Zajárchenko en rueda de prensa en esa ciudad controlada por los milicianos insurgentes.

Zajárchenko acusó a Kiev de intentar destruir la infraestructura de la región al atacar centrales eléctricas, gasoductos y depósitos de agua, y de bloquear económicamente las zonas rebeldes, donde no permiten la entrada ni de alimentos ni de medicamentos.

Y estimó en cerca de un millar los soldados ucranianos muertos en combates en Donetsk entre el 13 y el 19 de enero, en su mayoría en la batalla por el control del aeropuerto de Donetsk, algo que Kiev niega rotundamente.

El sábado, treinta civiles murieron en la ciudad de Mariúpol en el ataque con artillería pesada contra un barrio residencial de ese puerto del mar de Azov, sede del gobierno regional de Donetsk leal a Kiev.

Las autoridades de Kiev responsabilizaron del bombardeo a las milicias separatistas prorrusas, que poco antes del ataque habían anunciado el comienzo de una amplia ofensiva en todo el este de Ucrania.

Además, según los rebeldes, cientos de mineros se encuentran bloqueados en una mina en Donetsk, que se quedó sin electricidad tras impactar hoy un obús lanzado por las fuerzas gubernamentales contra una central eléctrica.

Según el subjefe del Estado Mayor de los separatistas, Eduard Basurin, 110 de esos operarios ya han sido evacuados.